La modelo Karina Jelinek y la cronista sexy Majo Martino afianzan día a día su relación. Las jóvenes estuvieron de vacaciones en Miami. Desde las #Redes Sociales de cada una comparten con su público imágenes provocadoras, como una donde ambas lucen un mismo top con la leyenda 'Cake tour' (tour de tortas-lesbianas), una prenda típica que se usa en ciudades como Miami, San Francisco o Los Ángeles, para que dos chicas señalen que son pareja. Además, Jelinek y Martino siempre se muestran muy mimosas entre ellas, sin importarles el qué dirán.

La modelo y la cronista se conocieron en 2014 cuando la primera estaba participando del certamen 'Bailando por un sueño'.

Anuncios
Anuncios

Desde ese momento, jamás se separaron. Este vínculo cambió el perfil de Martino, que era bajísimo, por uno más exhibicionista, mimetizándose con la modelo. Ahora la notera hace producciones fotográficas para revistas de actualidad, donde se puede apreciar su tonificado físico. La relación le sirve a ambas: Martino se hace más famosa y Jelinek, al estar acompañada siempre por una bonita chica, muestra un perfil aún más sexy.

Las chicas no especifican si el vínculo que tienen es una amistad o un romance lésbico. Esa ambiguedad es atrapante para la prensa y para el público en general. Los hombres se deleita mirando la belleza de las chicas. Las mujeres no las perciben como competencia, porque la intención de Jelinek y Martino no es ésa. Hay que recordar que la modelo ya habìa tenido una amistad igual de intensa con la diseñadora de modas Paz Cornú, pero el vínculo se enfrió cuando Cornú quedó embarazada.

Anuncios

En el caso de la cronista, ella es soltera y sin hijos, está en las mismas condiciones que Jelinek.

Ellas son el reflejo de una moda internacional de relaciones muy intensas entre mujeres como el caso de Kristen Stewart y la cantante francesa Soko, que ya oficializaron su romance. Estas #Parejas célebres ayudan a naturalizar los vínculos entre personas del mismo sexo, para que nadie se sorprenda ni se escandalice al verlos. #famosos