Melina Velasco, habitante de La Plata, decidió llevar a sus hijos a McDonald’s el miércoles 3 de junio. Lo que nunca se imaginó era que verían una rata y la gente del local trataría de sobornarlos a cambio de su silencio. En una publicación hecha en su perfil de Facebook, ella expresa su descontento y cuenta: “Mis hijos vieron una rata en el McDonald’s de 8 y 50, le fueron a decir a los cajeros y les dijeron que si no decían nada, les daban un helado, a lo que ellos respondieron que no”.

Ella aclara que, si bien ella encontró ratas en McDonald’s, los verdaderos responsables se encuentran en la Municipalidad. “Lo que me molestó fue el soborno y el poco interés que le dieron al caso, pero las ratas están en la alcantarilla de la esquina de 8 y 50, de ahí salen y entran al local, sobre todo por las noches”, explica en su publicación.

Anuncios
Anuncios

“Es un tema municipal. Si bien las ratas entran y salen del local, ahí no se hacen cargo, pero en la Municipalidad tampoco”.

Además, explica que su propósito no es que algún trabajador sea despedido, o que el negocio sea clausurado. “Mi intención es que se cumpla con las normas vigentes de salubridad establecidas y que, desde el Municipio, se tomen las medidas necesarias para combatir la invasión de ratas que hay en toda la ciudad”, dice Velasco. “Lamentablemente, la ciudad de La Plata está infectada de roedores y es necesaria una desratización”.

Melina ya hizo la denuncia telefónica, y sigue esperando ver acciones al respecto. Actualmente se encuentra intentando reunir fotos y videos que puedan servir como evidencia. También intenta que la historia se expanda para poder generar conciencia y así, lograr un cambio.

Anuncios

Sobre esto, expresa: “No quiero que esto quede en otra simple manifestación de Facebook”.

Luego de hacer pública la historia y sus reclamos, recibió muchos mensajes negativos de gente que la insultaba y amenazaba, por pensar que trabajaba para la competencia. Pero también hubo muchos a su favor: Patricia Alonso, le escribió para agradecerle por intentar de generar conciencia. El único hijo de Patricia, Alejandro Torretta, murió en 2003 luego de contraer una bacteria que le causó síndrome urémico hemolítico, por consumir una hamburguesa de la multinacional. #Argentina #Salud #Política Buenos Aires