Decir que el Henn-na Hotel en Nagasaki, Japón, es atendido por robots no es hacer justicia ni de cerca a lo que realmente sucede tras sus puertas. Ni puede hacer que nuestra imaginación se acerque lo suficiente a la imagen que esta semana dio la vuelta al mundo. Tiene robots, cierto. En Japón los hay por todos lados, y realizan las más diversas tareas. Los hay con el ya familiar aspecto de humanoide, con dos piernas y dos brazos y una voz que recuerda a un ser humano. Esto quizás no cause demasiada sorpresa. Lo impactante, la foto que nos hizo dejar de pensar en La Guerra de las Galaxias para pensar en Inteligencia Artificial, fue la de una bella joven, que en perfecto japonés y con voz dulcísima (como la de las Idol del j-pop) daba la bienvenida al futuro huésped.

Anuncios
Anuncios

Pero, ¿qué secreto escondía?

Actroides, la evolución de los robots

La muchacha en cuestión se presenta a sí misma como robot. Sin embargo, es un evolución del concepto de robot. Es un actroide. En efecto, un robot –según la Real Academia Española– es una "máquina programable que puede manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas a seres humanos". Pero, un actroide, ¿qué es exactamente? Un robot parecido a un ser humano es un androide, pero si esa similitud la hacemos tan cercana como para imitar la tez, la voz y ciertas poses humanas, eso es un actroide, la máxima similitud de aspecto a un ser humano.

También hay lugar para las especies extintas

En otra de las ventanillas podemos ver a un elegante dinosaurio, que nos da la bienvenida en inglés y nos invita a hacerle cualquier consulta, no muy difícil, eso sí, porque es un robot.

Anuncios

El equipo de la recepción se completa con, ahora sí, un clásico robotito blanco y azul, como el de las películas de ciencia ficción, y el que nos resultará, por esto mismo, familiar.

Cuestión de costos

¿Es necesario ser un magnate o ejecutivo de primera línea para acceder al hotel del futuro?La sorprendente respuesta es: ¡no! Inclusive se puede ser turista gasolero. En efecto, Hideo Sawada, manager del hotel, ante el problema de los costos y del trato humano declaró a Seth Doane para la cadena CBS News, que: "Para un hotel cinco estrellas que brinda un servicio de lujo, el personal humano es esencial, pero para hoteles de tres o cuatro estrellas lo que se necesita es un alojamiento confortable y nivel básico de comunicación, a un precio razonable". Según Sawada, los costos pueden ser reducidos en un 70%, lo que permite tener un cuarto por 80 dólares americanos.

Sustentabilidad y eficiencia

Según declaró Sawada en el The Japan Times, "la presencia de robots no es un mero efecto publicitario sino que es un esfuerzo serio que tiene como objetivo lograr una mayor eficiencia".

Anuncios

Se puede destacar que además, el hotel se alimenta de energía solar, tiene luces motorsensitivas y los cuartos se mantienen refrigerados por un sistema de aire acondicionado en base a paneles radiantes. Todo esto, como destaca el New York Daily News, forma parte del concepto de ahorro y uso eficiente de la energía y la reducción de desperdicios.Por supuesto, los interrogantes, problemas y desafíos que se plantean en estos casos son ya clásicos y han sido explorados desde distintos ángulos por la ciencia ficción y las obras futuristas. ¿Las relaciones humanas se verán devaluadas? ¿Las máquinas podrán acceder a un nivel de autonomía tal que se puedan independizar de los humanos? La excitante perspectiva es que pronto podremos vislumbrar una respuesta a varios de ellos. #Turismo #Globalización