8
El club de Madrid tendrá nuevas camisetas en apoyo a distintas causas, entre ellas la lucha contra sida, contra el cáncer, la integración a las personas con discapacidad, la protección del medio ambiente, el maltrato infantil, la violencia de género, la discriminación por la orientación sexual y con quienes nunca pierden la esperanza.

El equipo del barrio de Vallecas emitió un comunicado para explicar la campaña: "El Club ha querido en esta ocasión dar un paso más en la labor social del reconocimiento a la labor de todos aquellos héroes anónimos que luchan cada día en nuestra sociedad". Además, agrega que la camiseta suplente "homenajea a siete causas que el Rayo Vallecano llevará en su franja" y que el club entregará 7 euros de cada camiseta vendida a las asociaciones que luchan contra estas problemáticas. La lucha contra el cáncer tiene su propia camiseta y es la tercera, de color gris con una franja rosada. Por cada una que se venda, se destinarán 5 euros a la lucha contra esta enfermedad.

No es la primera vez que el deporte apoya estas causas, en particular la lucha contra el cáncer. Este año, la Fundación de Lionel Messi organizó una gala benéfica en Buenos Aires para luchar contra el cáncer infantil y el padrino fue el ilustre cantautor catalán Joan Manuel Serrat. Los fondos recaudados sirvieron para financiar la lucha contra el cáncer infantil y específicamente al estudio del tumor llamado neuroblastoma, en un proyecto que llevan en conjunto el Hospital de Pediatría Garrahan y el Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona.


Cristiano Ronaldo ayudó al pequeño Nuhazet Guillén, un chico de 9 años que desde hacía 7 años padecía cáncer. El portugués conoció a su pequeño fanático antes del partido entre Real Madrid y Mallorca, era una sorpresa para el chiquito. Después del encuentro, el delantero y su representante decidieron costear el tratamiento.

En 2013, Andy Murray donó su premio de 2,4 millones de dólares por haber ganado Wimbledon. El dinero fue destinado a un instituto en Londres que lucha contra el cáncer y donde está internado uno de sus mejores amigos, el tenista británico Ross Hutchins, quien sufre cáncer linfático.

Los deportistas que han ganado millones y millones se han dedicado a colaborar en la lucha contra enfermedades terribles y la discriminación. En un gran ejemplo, estas estrellas no se encierran en ellos y tienen la empatía suficiente para ayudar a quienes más lo necesitan. Todos podemos colaborar.