Ayer, por la señal de América TV comenzó un nuevo ciclo de 'Gran Hermano'. Luego de cuatro años, el reality televisivo volvió para demostrar nuevamente un posible fracaso a nivel de audiencia y contenido.

No sólo cambió de señal televisiva por una peor, ya que Telefé es ampliamente superior que América en cuanto a audiencia, contenido y figuras, sino que también se hicieron modificaciones en relación a la música, la cantidad de participantes y la calidad de los mismos.

¿Dónde quedó la famosa canción que representó a Gran Hermano durante toda su historia? ¿Acaso no tomaron nota que ese cambio podría ser perjudicial a nivel representativo? No me sorprende, teniendo en cuenta que se redujo la cantidad de participantes a 15 y que cada uno de ellos no dejó mas que una regular impresión, exceptuando a unos pocos.

El único que realmente me pareció interesante fue Brian Lancelotta, un joven de clase baja, con una historia fuerte y complicada. Representa el clásico estereotipo de aquellos que no pueden ser vistos en cámara de Televisión por su aspecto.

Con respecto a la mayoría de los otros, no son más que una colección de modelos huecas, una chica que se define como rapidita y un par de metrosexuales obsesivos con su cuerpo. Todas figuritas con muy buenos cuerpos, dientes perfectos y belleza. ¿Cuándo van a romper con el cliché de lo lindo?

Gran Hermano necesita más que eso para resultar interesante. A nadie le importa lo que piensen un grupo de bailarines y modelos que van a estar 10 horas en el gimnasio por día. Creo fehacientemente que Gran Hermano precisa participantes más jugosos, como por ejemplo, alguno que le falte dos dientes o un negro nigeriano con diez hijos.

Vídeos destacados del día

Algo que rompa con lo tradicional, ya que en años anteriores no les fue bien con este formato de representatividad.

Este programa seguramente va a ser visto únicamente por algunos adolescentes, ya que su contenido global será nulo, repetitivo y poco entretenido. Los participantes resultaron ser poco interesantes y en algunos casos muy similares, en cuanto a parámetros de estética y gustos: a muchos les fascina su propio cuerpo.