Los Oklahoma City Thunder son actualmente uno de los equipos con mayor potencial en la liga a pesar de la posición que actualmente ocupan en el puesto doceavo de la Conferencia Oeste. Son uno de los equipos con mejor calidad de toda la liga, tienen entre sus filas a algunos de los jugadores más dominantes en sus posiciones y su lugar en la clasificación es debido en gran medida por la calamidad de haber perdido a una parte importante de sus mejores jugadores en muy poco tiempo y a raíz de las lesiones. Por el contrario los Cleveland Cavaliers son un equipo cuyo problema ha estado durante mucho tiempo en las propias sinergias entre los distintos jugadores.

Anuncios
Anuncios

Son más un conjunto de individualidades que un auténtico equipo y eso se nota en el campo. Este es un partido en el que parecía más probable la derrota de los Cleveland Cavaliers que la de los Oklahoma City Thunder.

Los de Ohio empezaron el partido tratando de aprovechar su mejor disposición en el campo para llevarse el partido por la vía rápida y en un principio lo lograron. Establecieron una clara ventaja en los primeros minutos que con el transcurrir del cuarto solo aumentó hasta llegar al final de los primeros 12 minutos con un marcador favorable a los de Ohio de 26 a 18.

En el segundo cuarto los Oklahoma City Thunder plantearon el partido de un modo muy distinto, con jugadas mucho menos elaboradas y proponiendo momentos en los que el uno contra uno dejaba a determinados jugadores de los Cleveland Cavaliers en clara desventaja, lo que obligaba a las ayudas y dejaba a algunos jugadores solos para recibir un pase y anotar con facilidad.

Anuncios

Bajo esta premisa se colocaron rápidamente de nuevo en el partido y el cuarto acabó con un 29 a 21 para ellos y un empate técnico en el marcador. De camino a los vestuarios todo parecía indicar que en el segundo cuarto los Oklahoma City Thunder continuarían con su juego y seguirían abriendo el hueco.

La segunda mitad fue un paseo para los jugadores liderados por Russell Westbrook, que lograron un 56 a 47 que acabó con los jugadores de Ohio y rubricó una nueva victoria.