#Argentina es el país con más huelgas educativas. Y a raíz de eso, los niños y jóvenes pierden no solo clases, sino la parte esencial, que es la formación académica. Claro, que cuando retoman otra vez las clases, porque llegan a un acuerdo mínimo, los maestros y profesores continúan con el programa que tienen ya estipulado para todo el año y, para cumplir, van rápido y es entonces que los alumnos pierden el hilo. A raíz de esto, es cuando suelen pasar dos cosas: una es que el alumno abandone la escuela ya cansado de tanta huelga y la otra es que repita de grado o año, porque no logra alcanzar los objetivos.

Podemos entender que los docentes hagan sus reclamos salariales, porque con el sueldo pueden comer y pagar expensas o el alquiler de una casa o departamento, pero, ¿qué hay de la #Educación que afecta a los niños? Hay una sola respuesta por parte de los docentes: “El gobierno tiene la culpa de no dar los salarios correspondientes a los docentes, nadie vive del aire”. “Entendemos que los alumnos deben alfabetizarse, formarse, pero nosotros somos empleados del gobierno, por lo tanto, exigimos que se nos pague como corresponde”.

Anuncios
Anuncios

“Hay maestros y profesores que algunos seguimos trabajando, en este momento están debiendo salarios desde el mes de mayo, así no se puede vivir”.

Es una realidad que está afectando y que, lamentablemente, son los alumnos los más afectados. ¿Tendremos a una Argentina llena de analfabetos? Eso no ocurre en el ámbito educativo privado, porque sus salarios están bien pagos y, obviamente, si esos niños y jóvenes podrán manejar a un sector de desfavorecidos educacionalmente, porque en su época de estudiantes, vivían de huelgas y sus conocimientos son mínimos y a veces ni eso serán.

¿Qué hacer con niños y jóvenes que abandonan o abandonaron la escuela? ¿Qué hacer con esos niños y jóvenes que repiten? Les han destruido los sueños de alfabetizarse, solo porque fue, y es, un gobierno que no ha pagado o que pagará cuando les dé la gana a sus docentes.

Anuncios

¿Tienen la culpa niños y jóvenes, de haber tomado esas decisiones de abandono o de repetir?

El Gobierno sigue lavándose las manos, ya finaliza un nuevo año escolar, la incertidumbre es tremenda. Los padres se deberán replantear si el año que viene deberán poner a sus hijos en una escuela o universidad privada, pero si hay crisis, muchas familias estarán pensando: "¿Qué haremos con nuestros hijos para formarlos? ¿Debemos estar a merced de lo que haga el gobierno con los docentes?".