Ser alérgico es una odisea. Los síntomas son variados y ya sabes que en épocas de primavera-verano se acentúan mucho más.

Puedes tener una rinitis, esto es que te caen gotas de las fosas nasales, los ojos se irritan, te da picazón, urticarias gigantes, tos constante, estornudos, pruritos en la piel, escamas, etc. Por eso, hemos visitado el Hospital de Clínicas en la Ciudad de Buenos Aires, para hablar con el jefe de la Unidad de Especialidades Alérgicas y entrevistamos a dos pacientes allí en la sala de espera.

El doctor Carlos Arroyo nos comentó que los factores son muchos: aerosoles, pesticidas, flores, plantas, polen, huevo, embutidos, pescados, chocolates, pelos de gato o perro y alergia a ciertos medicamentos, etc.

Para detectar que se es alérgico a determinadas cosas, el médico especialista, hará unas pruebas que detectarán exactamente a qué se es alérgico, una vez que se determina el resultado, recién allí comenzará el tratamiento para que pueda inmunizarse el paciente.

Hay veces que el afectado responde a los tratamientos que ha planeado su médico especialista, pero otras veces no lo son y el médico deberá emplear otra clase de método.

Existen pacientes que se vacunan todos los días para poder inmunizarse. Así es el caso de Cristina, quien antes de saber que era alérgica, sufrió dos crisis en las que tuvo urticarias gigantes; comenzaba una urticaria pequeña y luego se agrandaban. Internamente, su garganta se hinchaba a tal punto de casi no poder respirar y ha estado en coma dos veces. Gracias a la audacia y rapidez de los médicos de urgencia, lograron salvarla. Y a partir de allí, la derivaron después del segundo episodio a que fuera a un especialista de alergia. También nos comenta: que "gracias a las pruebas, detectaron que soy alérgica a medicamentos como pirazolona, sulfamidas, penicilina, además de chocolate y pescado, por lo que todos los días debo inyectarme microbios para inmunizarme". Gracias a este tratamiento, hoy puede decir que ha mejorado muchísimo su #Salud.

Otro caso es el de Mario, que debe usar una almohada antialérgica porque la goma espuma o lana de una almohada, le producía ahogos constantes e irritación en la garganta, esto comenzó en su pubertad y hoy, siendo un adolescente, sabe que a cualquier lado que vaya a quedarse a dormir, debe meter en su valija su propia almohada para no sufrir ahogos e irritaciones.

Por ello es recomendable, que si padeces alguno de los síntomas que hemos explicado más arriba, no dejes de solicitar a tu médico de cabecera que te envíe a un especialista en alergias para que te hagan unas pruebas y así que puedas vivir más tranquilo y tu salud esté bien. #Niños #Familia