La naturaleza golpea otra vez a #Chile, esta vez fue la inesperada erupción del volcán Calbuco, luego de permanecer 43 años inactivos. El hecho obligó a decretar la alerta roja en las localidades chilenas de Puerto Varas y Puerto Montt y. El gobierno de Michelle Bachelet decidió evacuar todas las localidades ubicadas a 20 kilómetros del volcán, lo que implicó la movilización  de más de 5.000 personas en el país vecino.

El primer evento eruptivo se registró ayer por las tarde, cerca de las 18. El segundo ocurrió hoy a las 01:00 horas, luego de su fase de mayor energía y de una intensiva actividad superficial, que ha perdido paulatinamente energía, según informó El Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (SERNAGEOMIN).

Anuncios
Anuncios

Por su parte #Argentina también toma sus recaudos. En Villa La Angostura y San Martín de los Andes ya sufren los daños de la erupción, las primeras cenizas cayeron pasadas las 23.30 horas. En Bariloche suspendieron los vuelos y las clases, además las autoridades pidieron racionalizar el agua, el combustible y no salir de las casas. Además, esta mañana, el Comité de Emergencia ordenó el uso de barbijos, el uso de protectores oculares, como antiparras o lentes.

Si bien las cenizas caen de manera casi imperceptible, ya se pueden ver los autos teñidos de color gris. Es por este motivo que la intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini, pidió a la comunidad recordar la experiencia que ya vivieron hace cuatro años, cuando la ciudad quedó bajo las cenizas luego de la erupción del volcán Caulle, en Puyehue.

Anuncios

En aquella oportunidad la ciudad quedó a oscuras y los daños se evidenciaron por varios meses. Por eso los vecinos no pudieron evitar sentir preocupación y preguntarse qué tal lejos llegaría esta vez.

El Calbuco tiene 2.015 metros de altitud y llevaba 43 años inactivo. Su última erupción data de agosto de 1972. Está ubicado junto al lago Llanquihue y en la llamada Región de los Lagos chilena, una de las más turísticas del país.

Solo habrá que esperar a que el volcán no sorprenda con una nueva erupción.