Rodney Cotton (51) cumplía una condena de 2 años y medio por violación de libertad condicional. Sus problemas comenzaron el 4 de julio de 2011 de acuerdo a una nota brindada al New York Post.

Cuando notó que su erección se mantenía más de lo normal, solicitó que lo enviaran a la enfermería del centro de detención en el que cumplía su pena, en Manhattan; el guardia de 'La Tumba' (como la llaman los reclusos) le dijo que esperara hasta que pase el fin de semana (empezó el 4 de julio recordemos).

La desesperación de no recibir la atención solicitada llevó a Cotton a fingir dolores en el pecho, pero solo le administraron hielo y un analgésico.

Anuncios
Anuncios

Finalmente fue transferido a Bellevue (Washington) donde fue sometido a cirugía. "Me dijeron que los puntos se iban a disolver por si solos, y no pasó" declaró el demandante en su presentación en la Corte Suprema de Manhattan;  No usaron anestesia para realizar el procedimiento.

Risperdal

Doctores sostienen que la prolongada erección es un efecto secundario del Risperdal, un medicamento utilizado para (entre otras cosas) tratar la depresión. De hecho en la website de la empresa que fabrica la droga en cuestión (Jenssen) habría una advertencia sobre dicho efecto.

Rodney Cotton, empezó a consumir el fármaco en el año 2003, por los estados depresivos que le produjo una condena de 12 años de prisión, por el asesinato de otro hombre. Si la historia no pudiese ponerse más bizarra, el motivo fue una pelea por un abrigo de piel de oveja.

Anuncios

 

La indemnización supone U$U 125.000 por cada día que 'padeció' en la cárcel, con los que planea una nueva vida en Atlanta (para permanecer más cerca de su hija). Sabe que no podrá resolver su situación (con el dinero), pero "ayuda a calmar un poco la situación".

Nicholas Paolucci, vocero del Departamento Legal, asegura que el arreglo fue la mejor salida para los intereses de la ciudad. La Ciudad de New York también rompió el contrato con la prestadora de servicios médicos Corizon (por los tratos hacia los prisioneros en las dependencias donde la empresa actúa). #Salud #Medicina #Estados Unidos