La apneísta o buceadora libre, Natalia Molchanova, desapareció tras sumergirse en el mar Mediterráneo junto a tres colegas, en la región cercana a la isla española de Ibiza.

La deportista, de origen ruso, tiene 53 años de edad y es una de las apneístas más premiadas a nivel mundial; alcanzó 41 récords mundiales y fue coronada campeona del mundo en 23 oportunidades.

El domingo último decidió sumergirse en el mar, a 35 metros de profundidad, en una jornada recreativa junto a dos compañeros; pero, según un comunicado de sus familiares, Molchanova no pudo salir a la superficie y desde hace tres días se encuentra desaparecida.

Anuncios
Anuncios

En este sentido, Alexey, uno de sus hijos, en diálogo con ‘The New York Times’, explicó que su madre no había utilizado un cable que se emplea habitualmente durante las competencias para medir el descenso y resguardar a los buzos en situaciones de riesgo.

Asimismo, una de las causas por las que podría haberse obstaculizado la salida de la apneísta hacia la superficie, según informa el mismo periódico, pudo deberse a las fuertes corrientes submarinas, que pueden llevar incluso a los deportistas más competentes a ‘ser arrastrados’ por la fuerza del mar.

La apneísta está siendo intensamente buscada por estas horas, tras su desaparición, los buzos que la acompañaban, alertaron sobre la situación y se inició un gran operativo de exploración, marítimo y aéreo. El mismo cuenta con el peritaje de la guardia costera local y la utilización de barcos privados.

Anuncios

Por su parte, ‘Aida Internacional’, la institución que dirige la apnea en todo el mundo, destacó a través del mismo comunicado que efectuó la familia de Molchanova, la capacidad y templanza de la deportista.

En efecto, la entidad expresó que Molchanova es un modelo a seguir por ‘todos los buceadores’ y, pese a la responsabilidad de ser una de las “competidoras más feroces del mundo”, siempre mantuvo una actitud de calma y relajación durante los torneos.

En la misma línea se manifestó Kimmo Lahtinen, presidente de ‘Aida’, al decir que la apneísta “era una superestrella del buceo libre y a todos nos parecía que nada podría hacerle daño". No obstante, el dirigente admitió que no hay que subestimar  la peligrosidad del mar y, agregó: “Nada podría pasarle a ella, pero, ya sabes, estamos jugando con el mar y cuando juegas con el océano ¿sabes quién es el más fuerte?".

Cabe destacar que Molchanova, además de ser una excelente deportista, preside la ‘Federación de Apnea de Rusia’, es doctora en Ciencias Pedagógicas y ha escrito diversos textos de divulgación científica; entre ellos, dos manuales de instrucción en apnea.

En relación a la apnea como deporte extremo, vale decir que los buzos libres prescinden de equipos de respiración submarinos para sumergirse en las profundidades del mar, es decir, que están supeditados a la suspensión voluntaria de la respiración dentro del agua, mientras transitan largas distancias y exploran grandes superficies marítimas. #Natación #Accidente #España