El líder ecuatoriano encendió las redes sociales este 3 de agosto cuando cuestionó los motivos que impulsan la nueva protesta social que tendrá la participación de jubilados, trabajadores, organizaciones sindicales y algunos sectores indígenas.

Mientras tanto, lo que parecía ser tan solo un rumor se confirmó hace algunas semanas. El #Paro nacional se llevará a cabo el próximo 13 de agosto, justo tres días después del Día de la Independencia. En la previa, hubo muchas reuniones entre varios gremios ecuatorianos, que planificaron su accionar con mucha anticipación. Si bien es cierto que el mandamás latinoamericano ya había expresado públicamente la supuesta ilegalidad de la medida, reaccionó en su cuenta del pájaro azul porque se preveían posibles cortes de ruta:

 Además de querer movilizar a sus seguidores para vigilar las obras pública de su #Gobierno, Correa intentó persuadir a aquellos sectores que aún no tomaron posición frente al próximo cese de actividades:

Por otro lado, repitió que "No tienen el apoyo, ni la legalidad, ni la legitimidad para desestabilizar a uno de los gobiernos más populares de la historia", en un tuit que fue replicado más de 700 veces.

Anuncios
Anuncios

Ahora, resta por esperar para saber cómo reaccionará el bloque oficialista, más allá de expresar su rechazo a la medida. Mientras tanto, el paro sigue incorporando adherentes.

¿Quiénes se sumarán al 13 de agosto?

Entre los principales sindicatos se encuentra el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), mientras que la prensa local espera por las confirmaciones de otras organizaciones vitales para la vida ecuatoriana, como el Colegio de Médicos y la Unión Nacional de Educadores (UNE). También se harán presentes algunos movimientos rurales, como la Red de Organizaciones Campesinas y Comunas Unidas por el Buen Vivir.

Por su parte, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador ya se moviliza desde la Provincia de Zamora, cerca de Perú, para llegar a la gran manifestación de Quito contra el gobierno.

Anuncios

Recorrerán 800 kilómetros y cuentan con una importante cobertura mediática. Otros sectores originarios cuestionan esta medida, como Delia Caguano, dirigente originaria de la provincia de Chimborazo: “La derecha está utilizando a los #Movimientos sociales”, le dijo al diario ABC. A su vez, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nabot, ya confirmó su apoyo a la medida.