Entre idas y venidas el conjunto de Nuñez llegó a la final de la #Copa Libertadores ante Tigres de México y se consagró campeón del certamen. Con un contundente 3-0 de local selló un triunfo soñado que se hizo esperar 19 años.

Si bien en la primera ronda se notó un equipo muy desdibujado y dependiendo del resultado de los demás equipos para pasar a la siguiente fase, de allí en mas fue subiendo en su nivel. Pasando por octavos contra Boca Juniors, su eterno rival que ya lo había eliminado 5 veces del torneo, y tras los incidentes encabezados por "el panadero" Napolitano que dejaron al club de la ribera fuera de la Copa, de ahí en mas empezaron a encontrar el ritmo.

Anuncios
Anuncios

El marco de festejos se torna épico con la lluvia que acompañó durante casi todo el partido y mezclándose con las lagrimas de felicidad de los hinchas millonarios, todo es una postal que quedará guardado en la retina de muchos. Un River que marca historia este último año de la mano de Marcelo Gallardo, ex jugador del club y hoy multicampeón indiscutible.

En la ida por la final sendos equipos habían igualado sin goles, el club Mexicano aunque jugó disputando el balón, nunca dió muestras de estar fino en el momento de convertir goles. A pesar de haber contratado jugadores para disputar este torneo, en las instancias decisivas brillaron por su ausencia o definieron de manera horrible frente al arco defendido por Barovero.

Ya en Buenos aires, en la vuelta, River dió alguna que otra ventaja defensiva pero se le abrió el arco en el minuto 44 con un golpe de cabeza de Lucas Alario tras un centro de Vangioni, de ahí en mas empezó a gestarse el sueño de ser campeones.

Anuncios

Al promediar, en el minuto 29 del segundo tiempo, el uruguayo Carlos Sánchez puso el 2-0 de penal y tan sólo 5 minutos después Funes Mori clavó un cabezazo que pasó entre las piernas del arquero Guzmán y sentenció el partido.

Ahora es todo festejo blanco y rojo, celebración al por mayor en el Monumental y a pesar de la torrencial lluvia la alegría se mudará al Obelisco, testigo de los triunfos futboleros. Lo que viene es ese deseo cumplido para River de ir a Japón a jugar el Mundial de Clubes y enfrentar nada mas y nada menos que al Barcelona de Lio Messi. #River Plate