El elemento principal de la profunda crisis en la cual esta sumida medio oriente hace mas de cinco años, es la guerra fría entre dos grandes potencias de la región y de la cual ISIS es un elemento en medio de un ajedrez en donde se busca acabar con el enemigo político o religioso, llevándose por delante a miles de habitantes de países con menos influencia que quedaron atrapados en medio de esa guerra. Irán y Arabia Saudita son las potencias protagonistas de la guerra fría, que ha alcanzado un nuevo nivel el cual hace mas abismales las diferencias entre chiitas y sunitas y empeora los ataques y la violencia entre los dos bandos. Es sabido que las diferencias entre los musulmanes chiitas y los sunnitas van mas allá de ser algo religioso, por detrás hay muchos intereses políticos y económicos

El reino de Arabia Saudita por ejemplo es el principal financiador de grupos yidahistas sunnitas en el mundo árabe, la inversión en varios países para la creación de mezquitas y centros de formación en las cuales se enseñen y se propague el sunnismo en su versión mas conservadora, conocido como el wahabismo, una corriente sunnita que es al mismo tiempo la religión oficial en Arabia Saudita, en donde los derechos de las mujeres están muy reducidos y la aplicación de la ley de la shaira es severamente controlada.

Anuncios
Anuncios

Mientras que un pequeño porcentaje de la población son chiitas, los cuales eran representados hasta el día viernes por el líder clerita chii Nimr al Nimr.

El surgimiento de ISIS en Irak y Siria ( patio trasero de Irán) financiado en gran medida por Arabia Saudita, Turquía y los países del golfo perjudicaría a su gran enemigo, Irán, país en el hubo una revolución islámica en 1979 después de que fracasara el intento de implementar un #Gobierno pro- occidental, la terrible represión y la eliminación de la oposición política fueron protagonistas. En Irán se maneja un régimen chiita para quienes el profeta elegido debe seguir la linea hereditaria de Mahoma y que representan la minoría en el mundo musulmán, siendo el 20% mientras que los sunnitas son el 80%. 

Tras la ejecución del clérigo chiita Nimr al Nimr por acusarsele de estar relacionado con actividades terroristas , igual que otras 46 personas con inclinaciones sunnies y otros chiitas, se ha despertado una oleada de manifestaciones alrededor del mundo árabe, los chiitas repudian a los sunnitas por lo que ante sus ojos es una injusticia por la cual según el ayatola irani Ali Jamenei que a su vez es el líder supremo "habrá venganza divina" .Arabia Saudita e Irán son rivales y enemigos desde hace décadas, un enfrentamiento para ver cual potencia tiene mas poder en la región , mas aliados, quien logra imponer su mandato en todo el mundo árabe, mejor control ante ISIS.

Anuncios

La firma del acuerdo nuclear entre Irán y las potencias occidentales enfureció a Arabia Saudita,  que es uno de los mayores aliados de Estados Unidos en la región y que sostiene que Irán es un peligro para los países árabes y el mundo en general. #Movimientos sociales #Estado islámico