Hemos perdido a una de las grandes figuras del cine de las últimas décadas, que nunca estuvo entre los más famosos pero que si lo piensas siempre estuvo ahí, acurrucadito en el fondo de muchas grandes cintas y haciendo mucho más grande el arte de la actuación.

Muchos en mi generación le conocimos como el genio de la genética y los negocios y dueño de InGen, John Hammond, en la superproducción "Parque Jurásico" y su secuela "El mundo perdido: Parque Jurásico 2 ". Papel que le reportó una de sus últimas películas de gran éxito. Sin embargo este autor de larga carrera había logrado decenas de éxitos en el cine, tanto delante como detrás de las cámaras.

Anuncios
Anuncios

Es más, su único Oscar lo logró por la dirección de "Ghandi", la gran producción sobre la vida del abogado y líder de la resistencia pacífica de la nación india contra el Reino Unido y que acabó llevando la creación de una India libre y del actual Pakistán. A esto habría que añadirle el de mejor película, que suele apuntarse al casillero de los directores, aunque en mi opinión debería ser apuntado en el casillero de todo el que participe en la cinta tanto delante como detrás de la cámara.

Su carrera empezó en los años cuarenta en el cine de propaganda británica durante la parte más cruenta de la Segunda Guerra Mundial, en cintas como "Sangre, sudor y lágrimas", de David Lean y Noel Coward. Con el final de la contienda, su éxito llegó en uno de las grandes cintas del cine británico de esa década, "Historia de una cobardía".

Anuncios

Este papel marcó la primera parte de su carrera, pues por suerte o por desgracia acabó reduciendo sus peliculas de esta época a un tipo de papel en el que siempre se reflejaría sus personajes, el de cobarde y adulador. Junto a personajes de este estilo, su otra gran aportación al cine fueron las cintas de aventuras y el cine costumbrista.

Como realizador, su gran hito fue la ya citada "Ghandi", cinta a la que dedicó nueve años de su vida y que llevó a la obtención de ocho premios Oscar entre los que como ya dije se incluye el de mejor película y mejor director.

Richard Attenborough, nos ha dejado y solo nos quedan sus películas. No hay mejor legado para alguien que dedicó su vida al cine.