Aclamada por la crítica cinematográfica y recibida entre el público como un film “revelador y necesario”, La Sal de la Tierra es un resumen en forma de documental de más de cuarenta años de viajes y experiencias por nuestro planeta, desde el Polo Norte hasta el Amazonas, relatado mediante las fotografías del fotógrafo brasileño Sebastião Salgado. La producción es de Juliano Ribeiro Salgado, hijo del famoso fotógrafo quien también, junto a Win Wenders colaboró con el guión cinematográfico.

El genial Win Wenders, director de “Paris Texas” y “Bajo el Cielo de Berlín”, entre otras grandes películas, ha prestado su inteligencia y su cámara para compaginar estos más de 90 conmovedores minutos donde pueden verse cómo la condición humana se adapta o muere  cuando se enfrenta a los grandes cambios climáticos, sociales o geográficos de los últimos tiempos, en plena era de la tecnología donde parece que no todo está aún globalizado.

Anuncios
Anuncios

Prueba de ello son los impresionantes paisajes retratados por la cámara de Salgado en las selvas todavía vírgenes de la cuenca del Río Amazonas, donde la flora y la fauna, podría decirse, todavía se conservan como en “el primer día”.

Este impresionante proyecto en palabras de Salgado, puede definirse como el de “alguien que mediante una cámara escribe y reescribe el mundo con luces y sombras”. Por su parte, Win Wenders ha dicho que conocía a Salgado como “un fotógrafo interesado por las personas, porque al fin y al cabo las personas son la sal de la tierra”.

De esto se trata el filme la Sal de la Tierra, de brindar un testimonio de la situación actual de nuestro planeta a todo nivel, pero sobre todo a nivel medio ambiental desde la vida cotidiana de las personas que lo habitan.

Anuncios

La película también puede verse como un llamado de atención, y –sin lugar a dudas- como una reflexión sobre la condición humana a través de las guerras, la explotación del hombre por el hombre, pero transmite al espectador una visión positiva, un mensaje si se quiere, sobre la capacidad del ser humano para sobrevivir cuando se mantienen ciertos valores como el de respeto por la naturaleza y por todo ser vivo que habite junto a los hombres en este maravilloso planeta.

La película es una coproducción entre Francia, Brasil e Italia, y fue galardonada en el último Festival de Cannes con el Premio Especial del Jurado. La Sal de la Tierra también obtuvo en el pasado Festival de #Cine de San Sebastián el Premio Especial del Público. Además de los merecidos premios, se trata de una película con imágenes singulares y bellísimas, más que recomendable para relajarse y a la vez tomar conciencia de las virtudes del mundo en que vivimos. #Argentina