Hoy, 8 de agosto, se celebra en el mundo el Día Internacional del Orgasmo Femenino. La iniciativa nació en Brasil en el 2008, y tiene como objetivo recordarles a las mujeres su derecho a tener una intimidad plena. La verdad es que esta conmemoración no es masiva como el Día Internacional de la Mujer, por ejemplo. Por eso desde los medios de comunicación intentan que las féminas tengan en cuenta este día para que revaloricen su sexualidad. Durante muchos años la intimidad femenina fue tabú y crear estas celebraciones sirve para concientizar que el orgasmo es parte de la vida saludable.

No todas las regiones del mundo tienen la misma buena fortuna que la mujer occidental, ya que en algunos países de África las niñas sufren mutilación de clítoris para que nunca conozcan un orgasmo.

Anuncios
Anuncios

El feminismo busca la igualdad de derechos frente al hombre y para lograrlo también tienen que tener la misma libertad sexual que él. Hasta ahora lo que más le sirvió a las féminas en cuanto  a su intimidad fue la creación de la píldora anticonceptiva, en la década del 60. Desde ese momento las mujeres pudieron tener sexo placentero y no sólo reproductivo. Por eso  ahora se promueve que el sexo femenino disfrute su privacidad.

Muchas veces las mujeres se sienten en la obligación de fingir un orgasmo para no decepcionar a su compañero, pero hay nueva tendencia que propone decir la verdad y que el otro se preocupe por hacer las cosas bien. Las féminas mienten para agradar, y agradan por mandato social. El hombre no tiene la obligación de gustar siempre como tienen las mujeres. La tendencia actual es que la mujer tome control de su intimidad y diga exactamente lo que quiere.

Anuncios

Es una medida que beneficia a ambos géneros porque el hombre sabrá realmente cuándo está complaciendo a su pareja.

También se promueve que la mujer se anime a conocer su cuerpo sin miedos y fortalezca sus conocimientos sobre el funcionamiento del mismo. Le será muy provechoso para ella y para las generaciones venideras que serán libres de prejuicios. #Salud #Psicología #Globalización