Macri enfrenta una crisis muy difícil de remontar si no cambia el rumbo económico. Pero aun si lo quisiera (y no lo quiere) siente la poderosa presión de Clarín, que sigue negociando tarifazos con las empresas de servicios públicos e instala mediáticamente el desconocimiento de aumentos ilegales decretados.

Grandes industriales lo están obligando a subir el dólar a $18 como mínimo, añadiéndose los grupos financieros que persisten en lucrar y los agropecuarios concentradores de riqueza y la minería exigiéndole que siga favoreciéndolos sin impuestos y aliente una desocupación creciente.

Otro frente:  jamás se ha visto que un Presidente con solo 9 meses de gobierno haya tenido una masiva Marcha Federal realmente extraordinaria de todo el país concentrada en la Ciudad, repudiando tarifazos, ajuste, despidos, salarios indignos, quita de paritarias sin recorte de Ganancias (ratificados sin embargo por Triaca), jubilados en la miseria con desmantelamiento financiero de la Anses y continua alza de precios.

Anuncios
Anuncios

No obstante, el diagnóstico como sus decisiones parecen irreversibles. Es imposible dar marcha atrás a un endeudamiento de casi U$S 50 mil millones, cuando la “pesada herencia”, como Macri califica al gobierno kirchnerista fue “positiva” con una baja deuda sobre el PBI, tal cual admitió el reconocido conservador Broda, maestro de Melconian. Pronosticó que nuestro país “está a semanas de tocar fondo” y criticó la elevada fuga de capitales.

En tanto, lo tironean con disputas Prat Gay y Sturzenegger, hay peleas entre otros funcionarios, crece el descontento de radicales de Cambiemos y Carrió amenaza con patear el tablero en cualquier momento, si bien sonríe en las fotos con MM. Esta mujer es una bomba de tiempo para el Pro que no deja de temer sus reacciones.

Macri causó una devaluación del 50%; acaba de acelerar en agosto la inflación en alimentos otro 5,6% y todas las medidas económicas son en detrimento de trabajadores, jubilados y beneficiarios de planes.

Anuncios

No trajo inversiones, desmanteló programas sociales y ya echó 16.500 empleados estatales. Desoye la Marcha por “ideológica”.

 Esta Marcha tuvo repercusión en los principales diarios internacionales y no es la primera vez que la prensa extranjera pone en duda su estabilidad ni se calla sus ilícitos en crecida con las offshore; sigue calificándolo como el Presidente más corrupto del mundo. Una apostilla graciosa: en China el G20 publicó que nuestro Jefe de Estado es su padre.

 Lo que sí merece seriedad es la dureza con que fue desacreditado por El País de España, en tanto varias encuestas coinciden en una caída de su imagen del 66% en Argentina y el crecimiento de Cristina (31%), con 7 de cada 10 argentinos que opinan que la economía va muy mal. El diario sentencia que Macri no puede ofrecer a los argentinos más que sangre, sudor y lágrimas y que nadie querrá invertir en nuestro país con la alta inflación y tasas de interés oficiales del 28,5%. 

Italia difunde que su economía convirtió a la Argentina en el país más caro de Latinoamérica.

Anuncios

The Economist prevé su fin por no resolver los tarifazos, y The Guardian atacó su política de derechos humanos por minimizar los crímenes de la dictadura cívico militar y la cifra de desaparecidos.

Más corrupción: el Primer Mandatario pretende vincular a CFK con López y fue procesado Eduardo Gutiérrez por enriquecimiento ilícito de su firma Farallón de obra pública, siendo uno de las mayores aportantes de la Fundación Suma manejada por Michetti. #Fuerte oposición del pueblo #Sin pesada herencia kirchnerista #Mauricio Macri