"The Hateful Eight"es, incluso antes de su grabación, una de las cintas que más se recordará de todo el curriculum de Quentin Tarantino, aunque solo sea porque estuvo a punto de no llegar siquiera a grabarse tras filtrarse el guión y, tras el lógico enfado del propio director, se anunciase que no se grabaría la película. Incluso se anunció que se realizaría una lectura del guión en un acto y que, tras esto, llegarían otros proyectos.

Sin embargo este acto sirvió para todo lo contrario. Quentin Tarantino anunció ante todo los presentes que la película seguiría adelante con un final alternativo y que, a no ser que nuevas filtraciones acabasen por cerrar definitivamente el proyecto, en unos meses comenzaría la preproducción de la cinta.

Anuncios
Anuncios

Ahora se ha anunciado que la grabación empezará en Colorado en un par de meses. Muchos sospechan que esta decisión por Colorado y no por Utah o Wyoming (otros de los posibles destinos finales de la película) tienen mucho que ver con la inyección de cinco millones de dólares que la Comisión de Desarrollo Económico de Colorado ha aprobado para acercar la película a sus tierras. Dinero llama a dinero, como se suele decir.

De hecho se trata de la producción con mayor presupuesto que se ha realizado en el estado desde la grabación hace ya unos años de "Valor de ley", western del año 2010 y que tuvo entre su reparto a estrellas como Matt Damon y Jeff Bridges.

"Toda la película se rodará aquí, tanto los interiores como los exteriores. Van a construir un rancho", apunta Donald Zuckerman, comisario del Estado para el #Cine.

Anuncios

Los trabajos de preproducción comenzarán en octubre para que el rodaje comience el 8 de diciembre. Hasta entonces todo serán especulaciones en una cinta de la que no tenemos ni siquiera el total de actores principales.

Esta cinta nos narrará las andanzas de un grupo de cazarecompensas, soldados y convictos cuya caravana se ve desplazada por un temporal de nieve y lo que esta situación provoca en las relaciones que les unen. La necesidad de un clima menos cálido es lo que ha empujada las cámaras al norte del país.