Valentina Maureira, la adolescente de 14 años que había solicitado una inyección para "quedarse dormida para siempre" debido a que padecía fibrosis quística avanzada, falleció ayer jueves, pasadas las trece, según lo confirmó su padre, Fredy Maureira a la radio chilena Bio Bio.

Su pedido de eutanasia se viralizó a través de un video que filmó durante su internación, en donde pedía urgente comunicarse con la presidenta de #Chile, Michele Bachelet. "Solicito hablar urgente con la presidenta, porque estoy cansada de vivir con esta enfermedad y ella me puede autorizar la inyección para quedarme dormida para siempre. Ya se me murió un hermano mayor Michael, de la misma enfermedad", habían sido sus palabras en dicho video.

Tras volverse viral su pedido, la mandataria chilena se presentó en el hospital y pasó más de una hora con Valentina, sus padres y la ministra de #Salud, Carmen Castillo.

No obstante, el gobierno de Chile rechazó su petición pero, según comunicados el Ministerio de Salud se mantuvo al lado de la familia Maureira, otorgando apoyo psicológico, afectivo y médico. Las normativas vigentes en materia de salud no acceden a pedidos de eutanasia en dicho país.

Sin embargo, pasados los días, luego de la visita de Bachelet, Valentina decidió cambiar de opinión. "Tendría que hacerme muchas preguntas" explicó.

Luego de explicar su caso por las redes sociales, Valentina tuvo la oportunidad de conocer a personas en la misma situación, que le habían permitido cuestionarse sus ideas sobre acabar con su sufrimiento. "Son distintos casos, distintos finales, todos relacionados con la misma enfermedad. Igual es una decisión difícil", había admitido.

Valentina contó que su idea de optar por la eutanasia vino a su mente cuando vio un caso por televisión. Se trató del caso de la estadounidense Brittany Maynard, quien padecía cáncer terminal y anunció públicamente su suicidio asistido para no sufrir el deterioro de la enfermedad.

La adolescente con tan sólo 14 años sufría de fibrosis quística avanzada, una enfermedad genética que afecta los pulmones, el páncreas, hígado e intestino, por la acumulación de mucosas que bloquean a los órganos.