Con la ley del Régimen de la Propiedad Inmueble, 17.801, se destaca que con la “rogación” las anotaciones e informes al registro deben ser pedidos, ya que este organismo no actúa de oficio.

Podrá pedirlo tanto el escribano como su reemplazante legal del documento que se pretende anotar o inscribir, como también quien tuviere interés en asegurar el derecho que se intenta registrar, tal puede ser el caso de un particular que sufre perjuicios por la inactividad del escribano que autorizó una escritura.

Esta acción tiene excepciones lógicas como son las anotaciones de medidas cautelares, embargos e inhibiciones, que caducan a los cinco años de pleno derecho sin necesidad de rogación; también, anotaciones provisorias, tales como documentos que han sido observados o rechazados, que caducan de pleno derecho; e registraciones de hipotecas que tienen un plazo legal de caducidad de veinte años siempre que no se renueve.

También existe el principio de “inscripción” para poder anotar los documentos y que surtan efectos y se vuelvan oponibles frente a terceros. Es importante remarcar que nuestro sistema es declarativo y que si no hay registración del acto habrá igualmente efectos entre las partes. Y además que lo que se anota es un extracto de lo más importante, no así una transcripción completa.

Con la “prioridad” se busca cumplir con el lema “primero en el tiempo, primero en el derecho”, que genera un orden de importancia en la inscripción.

Si bien la prioridad de en cuanto a la registración se da por la fecha en la que fue inscripta, hay que tener en cuenta la excepción de “efecto retroactivo de la inscripción”, que implica que si la misma se hace dentro de los 45 días de su otorgamiento su efecto se retrotrae a la fecha en que el acto fue llevado a cabo.

Cuando se hace una escritura el que la debe autorizar es un escribano. Este, luego de otorgarla va a tener que ir a inscribirla; y si lo hace antes de los 45 días desde que la autorizó se lo premia con la “retroactividad”. La fecha de registración será la de autorización y no la de presentación al Registro.

Queda establecida la prioridad sin importar la fecha de inscripción, si se presentan en el Registro dentro de los 45 días desde su otorgamiento se considera registrada a la fecha de la escritura. Y “pasados los 45 días” puedo inscribirla pero la fecha del Registro será la real de la registración, ya que caduca la reserva de prioridad.

Otra de las características es la “especialidad” lo que implica que el inmueble debe estar perfectamente determinado en cuanto a su valor, ubicación, denominación completa del titular, si tiene gravámenes junto a su monto, variaciones y cancelaciones, todo debe ir detallado en el folio real.

Finalmente en la siguiente nota se podrán observar las características faltantes como lo son el tracto sucesivo, legalidad, publicidad, presunción registral e integridad. #Argentina #Trabajo #Negocios