El sitio físico donde se crían, mantienen y utilizanAnimales de laboratorio debe brindar un espacio adecuado junto a un microclimaque vuelva afín a la especie animal que se esté asilando.

Para cumplir tal cometido se necesita un ambienteestandarizado que mantenga un estricto control en función de la cantidad ycalidad de luminosidad, el ingreso regular ded aire, temperatura y humeda.

En distintos medios de comunicación la doctora y responsabledel Proyecto Vacuna Salud (VACSAL), DanielaHozbor manifestó que “proyectos de investigación diferentes, y especiesdiferentes de animales, requieren a menudo ambientes e instalaciones distintas.Para satisfacer tales necesidades, un bioteriocomo el que se está construyendo debe tener áreas separadas para ejecutarvarias funciones, salas y equipo especializados, y condiciones ambientales muybien controladas”.

Según la página institucional de la Universidad Nacional de La Plata se inauguró el Bioterio en la Facultad de CienciasExactas, con un laboratorio de investigación, equipado con tecnología deavanzada, para el desarrollo a nivel regional de vacunas que forman parte delCalendario Nacional de Vacunación.

Además, Fernando Tauber, el presidente de la Universidad Nacional de La Plata, juntoa la decana de Exactas, Graciela DeAntoni, Daniela Hozbor, y el titularde la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Horacio González, generaronun nuevo espacio en la ciudad de LaPlata, ubicado entre las calles 50 y 115, construyendo un laboratorio conel multipropósito diseñado para la investigación en el desarrollo de vacunas, yde distintos tipos de drogas para prevención y tratamiento de enfermedades.

Tauber había manifestado que “con emprendimientos de estetipo, nuestra Universidad contribuyeal fortalecimiento de un modelo de país propio con una ciencia a disposición desu desarrollo y con una agenda científica y académica que coincide con laagenda social”.

En la vereda opositora a dichas iniciativas se encuentra el Frentede Liberación Animal, que luego de dicha construcción, se responsabilizó por hechosde violencia cometidos a fines del año pasado, en el mes de diciembre,ingresando a la Universidad Nacional deLa Plata, en donde liberaron veintiséisgatos, diez cobayos, y quince ratas.

También lograron que dos de los Bioteriosquedaran inhabilitados para proseguir con sus funciones.

Esta ocurrencia fue protagonizada por tres personas queirrumpieron con caretas, gorros, guantes, rompiendo vidrios y forzando puertas,que terminaron por incendiar las instalaciones con dos bidones de nafta.

Sus integrantes manifestaron que el episodio no sería unhecho aislado y que continuarían hasta que la sociedad tomara consciencia quelas acciones emprendidas por los investigadores de los Bioterios atentaba contra la libertad, y que tendrían susconsecuencias.

Fue así, que a principios de este año protagonizaron otro actohostil.

En el medio provincial radiofónico, Radio Provincia, elvicedecano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Miguel Ángel Petruccelli,sentó posición diciendo que “el uso de animales para experimentar esabsolutamente necesario porque de lo contrario pondríamos en riesgo la saluddel mundo”.

La Universidad Nacionalde La Plata pretende alentar dichas investigaciones, trabajando en cumplircon la seguridad edilicia y los protocolos adecuados, y se espera generar gran difusión comunicacionalde éstas iniciativas para logar obtener así mayor consciencia ciudadana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más