En la mañana de hoy falleció Mercedes Pucheta, correntina de 60 años que no pudo ser sometida a una cirugía después de haber sufrido un #Accidente de tránsito a causa de su religión. "Podríamos haberla salvado", dijo el médico que, por orden judicial tuvo que abstenerse de realizar la operación.

Cuestión de fe

Los testigos de Jehová justifican su férrea negación a aceptar transfusiones sanguíneas con dos versículos de la Biblia: uno de ellos está en el Antiguo Testamento, más precisamente en el capítulo 12 del libro de Deuteronomio, cuyo versículo 23 dice: "Solamente que te mantengas firme en no comer sangre; porque la sangre es la vida, y no comerás la vida juntamente con su carne"; la otra prohibición al consumo de sangre animal está en el libro de los Hechos de los Apóstoles, perteneciente al Nuevo Testamento.

Anuncios
Anuncios

Allí puede leerse al apóstol Pedro decir, con referencia a los requerimientos de los no judíos que creían en Jesús: "... que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre" (Hechos 15:19-20).

Podría alguien preguntarse qué tiene que ver esto con no querer recibir transfusiones, si lo que la Biblia prohíbe es la ingesta de sangre . A este planteo los testigos de Jehová responden haciendo una analogía con la alimentación intravenosa que los enfermos reciben. Así, para ellos recibir transfusiones de sangre es como si la estuvieran ingiriendo oralmente. Vale destacar que teólogos de otras denominaciones cristianas creen que esta es una pésima forma de entender esos versículos bíblicos.

¿Qué deben hacer los médicos?

Si el paciente es mayor de edad, la jurisprudencia argentina establece que debe respetarse su decisión, sea cual fuere, aunque ponga en riesgo o sea incompatible con la continuidad de su propia vida.

Anuncios

En cambio, cuando el paciente no ha cumplido aun la mayoría de edad se realiza la transfusión aunque los padres o tutores no estén de acuerdo.

Métodos alternativos

Los testigos de Jehová, en sus publicaciones sostienen que existen métodos alternativos que permiten mantener con vida a una persona sin la necesidad de someterla a una transfusión sanguínea. Incluso han elaborado un documental que está disponible en DVD para aquellos que lo soliciten, que lleva el nombre: "Estrategias alternativas a las transfusiones: sencillas, seguras y eficaces". Ellos esperan que algún día las operaciones quirúrgicas sin transfusiones de sangre puedan convertirse en la norma universal.