Llegó abril y con él los odiados aumentos. Entre ellos se destacan: luz, gas, transporte, telefonía, y esto es sólo por nombrar algunos.Para otro países esto será una locura, pero los argentinos estamos acostumbrados. El tema aumentos e inflación no nos es ajeno, sabemos de ajustes y recortes. Aunque suele pasar que escuchamos de incrementos, y al ver que el sueldo no aumenta, en un momentos de desesperación nos preguntarnos: ¿qué hago? ¡No desesperes! Si bien cada familia es única y sabe cuáles son los gastos que puede llegar a reducir, existes diferentes opciones. En la siguiente nota hablaremos de algunas de ellas.

Lo primero que hay que diferenciar son los diferentes sectores y cuál es el más vulnerable frente a estas medidas.

Anuncios
Anuncios

Esto nos indica que hay sectores que pueden absorber estos aumentos, como en el caso de la clase alta, y otros, que no lo pueden absorber, lo que quiere decir que cambia drásticamente su forma de vivir. No estamos hablando de elegir entre un gustito o el otro, es gente que en verdad no puede enfrentar su mes. En el caso de la clase media típica, la cual sabemos que llega justo a fin de mes, va a tener que hacer un esfuerzo para lograrlo. Finalmente está el sector más vulnerables: el sector informal. Muchos de ellos trabajan en negro y no se puede tener una noción de cuánto ganan. De cualquier manera, el #Gobierno implementó la “tarifa social” con precios más bajos en algunos servicios, aunque no todos los que están en una condición vulnerable entran en esta tarifa y tampoco solucionaría del todo el problema. 

Lo primero que debemos hacer es eliminar aquellos que no son necesario.

Anuncios

El tema “ocio” es lo que nos da más opciones a recortes. El problema sería que esto puede impactar de forma recesiva en la economía, ya que si todos los consumidores se cuidan tanto, esto impacta en la economía.

Podemos empezar por resumir aquellos "gastos innecesarios". El ejemplo más claro sería el de Netflix y el servicio del cable. Muchas personas tienen ambos servicios lo que implica un gasto, en el mejor de los casos, de US$10 en el primero de ellos y $700 en el segundo. Lo recomendable es elegir uno de ellos, aquel que creamos que más se adapta a nuestras necesidades.

En el tema reducir gastos en alimentos estamos acostumbrados. La gente ya pasó de comprar una marca de primera línea, a una segunda opción. De comprar los cortes tradicionales de carnes a otro alternativos que son más baratos. En este caso es es casi imposible realizar más recortes.

En este momento es recomendable llevar un control total de las gastos. Mucha gente siente que la plata “se les va” pero no saben en qué.

Anuncios

De esta manera podés analizar en qué estás gastando es plata, que posiblemente al día resulta insignificante, pero al mes es un gasto importante.

Una pregunta que nos hacemos todos es: ¿pago en efectivo o con tarjeta? Actualmente en pago en efectivo no trae muchos beneficios. Con las tarjetas hay que tener cuidado, no comprar por comprar o porque hay cuotas. Luego hay que enfrentarla y eso implica un gran gasto a fin de mes. La idea es no pagar los mínimos, con el tiempo se hace una “bola” impagable.

Estos son sólo algunos consejos, que cada uno podrá tomar, o no, según su conveniencia.

Fuente: Canal 9 - #Argentina#Inflación y Precios