Un diseño de cápsulas -alimentadas con energía solar- que se mueven por un túnel a una velocidad cercana a los 1.200 km/h, podrá revolucionar la historia del transporte urbano.

Conocido como Hyperloop ("Hiperbucle"), este novedoso sistema ha sido desarrollado por Elon Musk, un físico y empresario multimillonario sudafricano. Desde hace unos días, ArgoDesign ha comenzado a desarrollar el primer tramo de estas cabinas desmontables.

La compañía de diseño ha revelado ahora -según publicó el diario británico Daily Mail-, el proyecto de túneles y estaciones y cómo se verá el interior de las cápsulas (una especie de cilindros) en las cuales viajarán no sólo personas, sino también otras cargas, como automóviles. Por este motivo, el diseño de ArgoDesign es más grande que el pensado por Musk. Al parecer, como ocurre con trenes y aviones, habrá una clase económica y una ejecutiva.

El concepto, en cierto modo, es similar al del Eurotúnel que cruza el Canal de la Mancha, sólo que estos túneles recorrerán miles de kilómetros y podrían unir en un futuro las dos costas de Estados Unidos. Por ejemplo, el viaje entre San Francisco y Los Angeles podría demorar apenas 30 minutos, la mitad del tiempo que toma hacerlo en avión.

Para atenuar la idea del encierro, los ingenieros están estudiando el modo que hacer lo más confortable posible el viaje a los pasajeros, y evitar la sensación de claustrofobia que implica viajar en un cilindro metálico por un túnel a altísimas velocidades. Para evitar esto, han pensado en incorporar pantallas digitales de alta definición a las paredes de las cabinas, que mostrarán constantemente durante el viaje paisajes, cielos con nubes y soleados, así como imágenes de la profundidad de los océanos o del espacio.

El costo de construcción de este novedoso sistema de transporte -basado en los trenes magnéticos japoneses de alta velocidad- sería incluso un tercio más barato que el de los proyectos actuales. Los empresarios estiman que costaría unos 6.000 millones de dólares.

El concepto técnico de Hyperloop reúne varias tecnologías que ya han sido probadas: las cápsulas "flotarían" sobre un delgado colchón de aire debido a la atracción y repulsión magnética y la energía solar lo lanzaría a toda velocidad a través de un tubo casi sin aire, por lo que el rozamiento sería casi inexistente. El túnel constará de diferentes tramos donde habrá terminales, a modo de las típicas estaciones de tren.

El físico Musk es conocido mundialmente por sus múltiples emprendimientos: es cofundador de Pay-Pal, director de SpaceX (la empresa estadounidense que está desarrollando un vehículo reutilizable capaz de salir y regresar del espacio para reemplazar a los transbordadores), director de Tesla Motors (la fábrica de los primeros autos eléctricos viables como para salir al mercado) y de SolarCity, la compañía que genera electricidad renovable para dichos vehículos. #Medios de transporte #EEUU #Nave Espacial

Por cuestiones de seguridad, las primeras pruebas se llevarán a cabo sin pasajeros y podrían comenzar en 2016. La compañía de Musk, SpaceX, anunció que planea construir una pista de pruebas de 1,6 km. junto a su sede, en Hawthorne, un suburbio de Los Angeles.