Manzanas y pesticidas.Según una encuesta realizada por Greenpeace, el 83% de las manzanas producidas deforma convencional se encontraban contaminadas con residuos de plaguicidas y, además, en el 60% de estas muestras se encontraron dos o más productos químicos.

Por otro lado, pensamos que un estilo de vida saludable aconseja comer al menos una manzana al día para nuestro bienestar... pero sin pesticidas, claro.

¿Cómo hacer frente a esta última notificación?Pues bien, el análisis llevado a cabo por Greenpeace, que cubría las manzanas compradas en los supermercados de11 países europeos (Austria, Bélgica, Bulgaria, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, Eslovaquia, España y Suiza), confirma otro hecho: las pruebas en las manzanas biológicas no mostraron rastros de pesticidas.

En el estudiose analizó un total de126 muestras de manzanas, de las cuales 109 eranproducidas convencionalmenteyel resto procedíande cultivos orgánicos.

Las manzanas se compraron en 23 cadenas de supermercados y fueron analizadas por un laboratorio independiente para la prueba de una amplia gama de residuos de plaguicidas.Entre los supermercados analizados se encuentranAuchan, Carrefour,Lidl y Naturasi.

En general, el análisis de todas estas manazas que provienen deEuropa han identificado 39 tipos diferentes de pesticidas. Sólo el 17% de las manzanas convencionales de las pruebasestaba libre de residuos.

Algunos de estos pesticidas se consideran altamente persistentes y potenciales de bioacumulación: es decir, una vez liberado en el medio ambiente se degradan lentamente y pueden acumularse en la cadena alimentaria en una amplia variedad de organismos vivos, dañando a continuación, todo el ecosistema.

Lo que Greenpeace pide es que seabandone el uso de pesticidas en la producción de frutas y verduras, yalentar a los agricultores a preferir las prácticas agrícolas sostenibles.

"De la granja al plato, los pesticidas químicos tienen unapresencia demasiado frecuente en nuestra comida", dijo Federica Ferrario, directora de campaña de Greenpeace para Agricultura Sostenible.

"Incluso si todos los residuos detectados están dentro de los límites establecidos por la normativa, la variedad de estassustancias químicas encontradas en los cultivos convencionales es demasiado frecuente. Una práctica común para rociar los árboles de manzana con múltiples aplicaciones de pesticidas." Todo esto, junto con la falta de conocimiento de los posibles impactos delcóctel de plaguicidas sobre lasaludyel medio ambiente y, es de gran preocupación.

Los supermercados, por su parte, deben alentar también a que se produzca estareducción progresiva de los plaguicidas en la manzana convencionales, sobretodolos pesticidas más peligrososyhasta su completa eliminación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más