El 30 de enero de este año, durante el relanzamiento de las "Becas Progresar" el presidente Mauricio Macri, decía "Un pilar fundamental es la Educación", En este artículo analizaremos las distintas políticas implementadas en el área de educación en estos dos años de gobierno macrista.

En diciembre del año 2015 Mauricio Macri asume como presidente de los más de 40.000.000 de argentinos. En ese momento, el mandatario, hablaba sobre una educación de calidad, pero revisemos los actos de gobierno para ver las intenciones detrás de las palabras.

2015:

Mauricio Macri, por DNU, le da jerarquía de ministerio a la secretaria de deportes y lo fusiona con el ministerio de educación, encabezado en ese momento por el ex-ministro Esteban Bulrrich, quedando así como el ministerio de educación y deportes de la nación.

A su vez en el mismo DNU, si bien no lo explicita, hace que el porcentaje del P.B.I. (Producto Bruto Interno) destinado a educación, sea compartido con deportes, de esta manera el 6% que iba destinado pura y exclusivamente a políticas (Prevista por la ley de financiamiento educativo) educativas se ve afectado y reducido por esta fusión.

2016:

El programa Conectar Igualdad deja de funcionar, la comunidad educativa hace sentir su descontento, el programa permitía que cualquier joven del país pueda acceder a una Netbook con materiales educativos y softwares desarrollados para el aprendizaje del educando, el programa se reactivó en mayo del 2017 pero con otro enfoque y con computadoras importadas y no de producción nacional como lo era antes.

2017:

El conflicto entre Macri y los docentes se agudiza nuevamente, en primer lugar el gobierno da a conocer los resultados de la evaluación “APRENDER” con una frase desafortunada “La terrible inequidad entre el que puede ir a escuela privada versus aquel que tiene que caer en la escuela pública”, además embiste nuevamente a la educación, se modifica el estatuto del docente, de esta manera los cursos hechos por docentes duran 5 años, pasado ese periodo expiran, además, el gobierno incumple con la ley de financiamiento educativo, dejando a criterio de cada provincia el aumento de cada docente, lo que provoco que miles de personas se manifestaran en contra de esto, marcharon a lo largo de todo el país en donde pidieron por la correcta aplicación de la ley y por un aumento salarial digno, el techo que pusieron en capital federal fue del 18%, lo que claramente causó el desagrado de los docentes teniendo en cuenta que la inflación en el año 2016 fue del 40,3%, se hicieron marchas en todo el país y se puso frente al congreso una “Escuela Itinerante” para visibilizar el reclamo (En el cual la policía reprimió ferozmente cuando se estaba instalando).

Vídeos destacados del día

Finalmente, en C.A.B.A. el aumento fue del 19% con una “Cláusula Gatillo” que explicita una suba del 19 al 24% en caso que la inflación supere el porcentaje ofrecido

2018:

Continua el conflicto, por DNU, el gobierno quita la Paritaria Nacional Docente, modificando así la ley de financiamiento educativo, le quita poder de negociación a los gremios, interviene otros e impone un techo del 12% de aumento, eso sin tener en cuenta que habían firmado un año atrás sobre la “Cláusula Gatillo” que parece que se olvidaron y ya no se acuerdan.

Para ir cerrando, el problema aquí no son los docentes, es un gobierno que desea deshacerse de la educación pública, por que la consideran un gasto y no una inversión, al contrario, desea una educación privada, donde cada vez menos gente este incluida en el sistema y sea más fácil pisotearlas, las palabras se demuestran con hechos, si estos no están respaldados por acciónes, las palabras pierden validez y este es un gobierno que tiene como objetivo la precarización laboral y las pésimas condiciones de estudio para los jóvenes, las "Becas Progresar" no es más que una lavada de cara para las atrocidades hechas estos dos años.

Terminando esta escueta cronología, el 5 y 6 de marzo, los docentes agremiados convocan a un paro para reclamar por los derechos de los trabajadores de la educación.