De acuerdo con estadísticas de la Fundación Argentina de Nutrición más del 50% de los argentinos mayores de 20 años padece obesidad o sobrepeso. Esta tendencia viene avanzando en los últimos años y, en consecuencia, se incrementan las enfermedades vinculadas tales como la diabetes, el colesterol y la hipertensión arterial.

Guías y consultas. El Ministerio de Salud de la Nación expondrá en 2015 en su página web guías alimentarias, junto con una consulta pública que durará tres meses para que la población exponga sus inquietudes y reciba el asesoramiento pertinente, por lo que las guías se irán ajustando conforme a las necesidades de los argentinos.

Ciento cuarenta enfermedades. Este país no es ajeno al serio problema de salud de la obesidad que afecta al mundo y genera en total 140 enfermedades, a raíz de las malas rutinas alimentarias y estilos de vida contraproducentes. La cartera sanitaria promoverá los cuidados para evitar desde la primera infancia que su gente adquiera malas costumbres que llevan a que acreciente su peso en exceso. Los documentos correspondientes se difundirán entre la comunidad médica, docentes y la industria alimenticia, mientras que servirá de orientación a la población en general.

Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. En 2014, en coincidencia con la última Encuesta Mundial de Salud Escolar 2012, la Argentina recabó los siguientes datos: seis de cada diez adultos tienen sobrepeso y dos de cada diez obesidad.

Vídeos destacados del día

Se repite esta situación en jóvenes de entre 13 y 15 años, ya que uno de cada tres muestra peso inmoderado y alrededor del seis por ciento es obeso.

Anticipo de las advertencias de especialistas argentinos. Una elevada ingesta de alimentos ricos en grasa, sal y azúcares, la que proporciona muchas calorías, en combinación con el sedentarismo da lugar a la obesidad.

Los expertos aconsejan cumplir cuatro comidas diarias con incorporación de verduras, frutas, legumbres, leche, yogures o queso preferentemente descremados, carnes magras, pescado y aceite crudo; beber ocho vasos de agua segura por día; consumir cinco porciones de frutas y verduras de variados tipos y colores; bajar el uso de sal y de alimentos con mucho sodio y reducir el consumo de bebidas azucaradas. Reemplazar carnes rojas por legumbres y cereales.

Un capítulo sobre el alcohol. Tomar alcohol con responsabilidad; deben evitarlo las embarazadas, en periodos de lactancia materna y quien conduce vehículos.

Valiosa herramienta educativa. Las guías se conformaron por dos sociedades científicas de nutrición, partiendo de evidencia científica y de los cambios conductuales de los argentinos a la hora de alimentarse. Promociona la mejora de las condiciones nutricionales y hábitos saludables en niños, jóvenes y adultos. En definitiva, aportan conocimientos de enorme utilidad para no perjudicar la salud.