La lactancia es fundamental en los primeros meses y años de los Niños, no sólo por el vínculo emocional que relaciona a la madre con su bebé sino por el valor nutritivo que aporta al bienestar de los recién nacidos, y también a medida que van creciendo.

 

Según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia es la mejor forma de alimentación para los bebés, y la entidad recomienda que las madres amamanten a sus hijos mínimamente durante los primeros seis meses, y luego esa rutina se puede extender hasta los primeros dos años de los niños.

Anuncios

La OMS reporta que la lactancia materna durante el primer semestre del bebé evita la desnutrición y podría salvar la vida de 800 mil bebés a nivel mundial.

 

Ante la imposibilidad de ciertas mujeres de amamantar a sus hijos, Argentina ya cuenta con diversos Bancos de Leche Humana (BLH) que se encargan de recolectar las donaciones de leche materna y pasteurizarla para brindársela a los bebés que no pueden recibirla directamente de sus madres biológicas. Hasta el momento, hay cinco BLH: en Buenos Aires, en el Chaco, en Córdoba, en Mendoza y el último, y más flamante, en la Maternidad Sardá, en el barrio porteño de Parque Patricios.