Los seres vivos y sus estrategias de reproducción siempre ha sido un campo llamativo para los seres humanos. Con el avance las nuevas tecnologías y la mirada puesta en desarrollar el sexo virtual el ser humano continua descubriendo que el placer sexual es una debilidad de todos los animales, sin importar lo chiquito que parezcan.

En esta ocasión, las polillas son la pesadilla del Museo de Historia Natural de Londres y para poder lograr combatir a estos insectos han decidido realizar una creativa estrategia: impregnar feromonas femeninas en los machos. ¿Cuál es objetivo? Confundir a los insectos para evitar su reproducción.

Anuncios
Anuncios

La empresa encargada de la fabricación y aplicación de estas tabletas para evitar que las polillas se devoren la colección de celebres científicos como Charles Darwin o los restos de dinosaurios y mastodontes,  es una compañía británica especializada en agrotecnología  llamada Exosect.

La empresa, a través de su vocera Georgina Donovan expresó que cuando una polilla impregnada y una no impregnada se contactan, comienzan a observarse conductas reproductivas como el aleteo de sus alas. De esta forma, los machos se transforman en objetos de los otros machos y así evitar la reproducción.

Para lograr impregnar a las polillas, son atraídos hacia las tabletas por propias las feromonas femeninas que luego se le impregnarán. Con un sistema polémico que pone sobre la mesa los interrogantes acerca de cual es la capacidad para manipular su entorno y cuales son los limites del ser humano, no es menos cierto que es una estrategia mucho menos agresiva que el uso de insecticidas.

Anuncios

Sin embargo, desconocemos cual es el uso potencial de esta tecnología y su posible desarrollo en seres humanos. Lamentablemente, el avance de la ciencia también ha contribuido a crear un mundo con una fuerza armamentistica espeluznante

En el marco de un planeta con cada día más armas químicas y más sed de poder, esperemos que estos desarrollos contribuyan a un mundo más justo y pacífico. Por ahora seguimos observando el progreso de la ciencia con cierta precaución. #Internet #Museos #Europa