Después de la última derrota del Barça frente al Getafe, saltan serias dudas sobre el nuevo proyecto del entrenador azulgrana, Luis Enrique. Y es que el técnico del Barça empieza a ser cuestionado, ya no solo por la derrota de la pasada jornada, sino por las dudas que suscita la irregularidad del juego de sus jugadores. Algo que se puede deber a la falta de un once fijo, ya que desde que empezará la temporada -hace ya más de tres meses- el Lucho no ha sido capaz de encontrar un equipo titular de garantías, que de confianza a la afición. En lo que llevamos de campaña, el asturiano ha probado con 22 alineaciones diferentes en 22 partidos. No ha repetido la misma alineación dos veces.

Anuncios
Anuncios

Porque siempre se ha hablado de la continuidad y de la compenetración entre los jugadores, pero claro, este concepto se contrapone con el de las rotaciones -concepto algo más moderno- al que parece que el nuevo técnico culé se aferra más que nadie. Porque tal vez lo ideal sea un equilibrio, la compenetración es muy importante, ahora, también en los partidos importantes hay que estar al cien por cien. Pero el caso de Luis Enrique es muy radical, ya que realmente no está dando ninguna continuidad al equipo. Por ejemplo, hace dos jornadas frente al Espanyol, sorprendió a todos alineando un 3-4-3, que finalmente le dio muy buenos resultados, pues consiguieron remontar un 0-1, imponiéndose finalmente por 5-1, con un juego muy parecido al del mejor Barça de Pep. Pues bien, después de ese partido, no ha vuelto a apostar por ese equipo, si que es cierto que le faltó Neymar, pero ni tan siquiera jugó con el mismo dibujo, vamos, que parece ser que ese 5-1 frente al Espanyol no le convenció.



También cabe recordar los casos de los canteranos Delofeu y Montoya, dos jugadores que el año pasado parecían contar para el Tata Martino, el anterior técnico del Barça y actual entrenador de la selección Argentina, y que en esta temporada están totalmente descartados ya que Delofeu fue cedido al Sevilla y Montoya solo ha jugado el primer partido de liga.

Anuncios

Además, en el caso de Montoya, Luis Enrique ha dejado claro que no cuenta con él. Dos criterios totalmente opuestos, pero cual tiene mejores resultados.



El año pasado a estas alturas de temporada el Tata Martino era líder del campeonato, con trece victorias, un empate y una derrota que curiosamente también fue en la jornada decimoquinta. Los números del actual entrenador no son mejores, sino bastante peores, pues lleva once victorias, dos empates y dos derrotas. Sin lugar a dudas el Tata, con un Neymar peor adaptado y sin Luis Suarez lo hizo mucho mejor. #Fútbol