China parece decidida en su apuesta por el #Fútbol como deporte estrella del país. Por esta razón, unos 200 millones de niños estudiarán de manera obligatoria el deporte "rey" según el diario español "La Razón".

En esta asignatura los alumnos estudiarán tácticas y recibirán formación de todo tipo acerca del juego y la estrategia futbolística. Para el cercano 2017, se crearán 20.000 escuelas de fútbol que se estima puedan formar a 100.000 profesionales. El plan del gobierno chino es, de una vez por todas, convertirse en el futuro en una potencia futbolística y para ello han querido contar con ayuda europea.

La Fundación Marcet de España, será la encargada de trazar el proyecto para enseñar los secretos del fútbol a la población china.

Anuncios
Anuncios

Esta escuela de fútbol hispana lleva desde 1978 formando futbolistas y en la actualidad está presente en más de 20 países. La clave, según los dirigentes de la fundación, está sobre todo en un cambio de mentalidad. En opinión de José Ignacio Marcet, director de la fundación, en China falta creatividad en el juego, dejar a un lado el lado mecánico del fútbol y buscar el talento o la imaginación.

Marcet expresó que la falta de toma de decisiones sobre el campo y el "Know How" pueden enseñarse. Esto ya se ha trasladado a la vecina Corea del Norte; su equipo Sub-16 el año pasado ganó el campeonato asiático de Selecciones, después de haber pasado un año en Barcelona bajo la tutela de la fundación. El cambio reside en convertir a un conjunto de individualidades y sin personalidad en un equipo completo.

Anuncios

Las posibilidades de que salgan jugadores de éxito de este proyecto desde luego que pueden aumentar, pese a que el fútbol asiático no ha terminado de exportar demasiados jugadores de nivel a las grandes ligas europeas. Japón, con una liga bastante desarrollada, es la que ha llevado más jugadores y en menor medida Corea del Sur, que sobre todo en la pasada década, llegó a subir el nivel. Ello fue consecuencia indirecta de la organización del mundial de fútbol en su país y del gran trabajo realizado por el entrenador holandés Hiddink.

El tiempo dirá si da resultado el ambicioso objetivo.