El seleccionado de menores de 20 dirigido por Nicolás Fernández Lobbe no empezó como hubieran querido el Mundial Juvenil disputado en Italia. Perdió en la última jugada contra el equipo europeo, que hasta ese entonces se encontraba en desventaja por dos puntos, a causa de un penal culmino 18 a 16.

Los Pumitas comenzaron bien el partido, se hicieron fuertes con sus pelotas y pelearon las del rival, ya sea en formaciones fijas tanto como en móviles. Durante los primeros minutos ambos equipos se quisieron hacer dueños de la pelota pero ninguno de los dos pudo por completo. Hubo pocas situaciones peligro, y lo más destacado fueron dos errores de manejo por parte de Irlanda que los privó de marcar tries, uno empezado el partido por el knock on y el otro casi al termino de los 40´ con un pase hacia adelante.

Anuncios
Anuncios

Al cabo de la primer etapa, el partido disputado en el Stadio Sergio Lanfranchi, de la ciudad de Parma, estaba a favor de el Trébol por 9 a 6 al anotar un penal sobre la hora. Los seis puntos argentinos fueron producto de un penal y un drop de aproximadamente 40 metros de su apertura, Domingo Miotti, mientras que todos los tantos irlandeses fueron del número 10 rival, Joey Carbery.

Apenas empezado el segundo tiempo, el seleccionado argentino salió con todo en busca de la primera conquista en un partido que se veía muy cerrado. Por suerte la pudo conseguir en su primera llegada a fondo, tras un buen cambio de paso de Bautista Ezcurra en las 22 contrarias, generó el hueco y se metió en la defensa, fue tackleado y en un ruck que duró menos de 3 segundos, el medioscrum Bazán Vélez abrió la pelota por el ciego y Santiago Portillo, el recientemente ingresado, se sacó dos marcas de encima y apoyó el único try del encuentro, que convirtió Miotti.

Anuncios

Los minutos pasaron y los de verde no generaron mucho peligro, apenas un penal convertido por Carbery, mientras que el equipo nacional amplió la corta diferencia gracias a un penal de su fullback, Emiliano Boffelli.

A falta de no más de 3 minutos para que termine el partido y con Los Pumitas al frente por un punto, el árbitro escocés Lloyd Linton cobró penal para Irlanda en las 22 del in goal celeste y blanco. A pesar de que la patada no era desde una posición fácil, el zurdo Tomas Quinlan, apertura suplente, la convirtió y sentenció el match. Los Pumitas jugador un gran partido, con mucha garra y corazón dejando todo en el debut pero los penales en su contra terminaron por decretar la derrota.

#Argentina #Rugby