En Estados Unidos se debate el cierre del programa de espionaje telefónico, lo que implica el cierre de una de las políticas más polémicas de este país. La recolección de datos incluye los generados por la utilización de celulares, conversaciones, horarios, pero no el contenidos de los diálogos.

En 2013, Edward Snowden reveló el sistema de espionaje al que se ven sometidas las personas y esto desató el debate internacional sobre la violación de la privacidad masiva. Además, se comprobó que desde las agencias de inteligencia de de EE.UU se espiaba a presidentes de otros países, por lo que, luego de haber estallado el escándalo, Barack Obama ordenó que se detuviera este espionaje directo sobre mandatarios internacionales.

Anuncios
Anuncios

El #Gobierno estadounidense creó este programa tras los atentados del 11 de septiembre del 2001, amparándose en la Ley Patriótica; pero el permiso para registrar los datos que circulan en las comunicaciones personales vence el 1 de junio. El Senado está dividido, una parte de los republicanos pretende que se continúe con el programa ya que consideran que es una herramienta fundamental para evitar atentados terroristas; mientras que la opción apoyada por los demócratas es cerrar el espionaje y limitar los poderes de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional).

Barack Obama apoya la moción de encontrar un equilibrio en la recolección de información que no viole los derechos a la privacidad, pero que permita prever situaciones de riesgo nacional. Es decir, que para intervenir las comunicaciones de alguien se debe conseguir la aprobación previa de un tribunal, además de tener que comprobar la conexión directa con alguna organización terrorista.

Anuncios

Recientemente la justicia estadounidense declaró ilegal el sistema que permite la indagación sistemática de datos porque consideró que es una aplicación excesiva de la Ley Patriótica. Pero este fallo no tuvo ninguna implicancia en la práctica hasta ahora, debido a que alcanza a las comunicaciones telefónicas. Esta sentencia se produjo después de que la Unión Americana de Libertades Civiles denunciara el programa de la NSA y el FBI, por considerarlo una intromisión a la privacidad de los individuos. #Legalización #EEUU