Nestlé continúa extrayendo agua en California basándose en un permiso caducado hace 25 años y a pesar de la grave sequía qued durante al menos cuatro años está afectando a esta región. Varios grupos ecologistas de los Estados Unidos han acusado al Servicio Forestal por permitir que Nestlé pueda seguir sacando agua de un arroyo que se encuentra en las montañas de San Bernardino con una licencia vencida hace mucho tiempo atrás y de la que siguen beneficiándose.

Los ciudadanos están en una situación desesperada debido a la sequía en California, sin embargo, Nestlé Waters en los últimos años ha seguido utilizando los recursos locales de agua para la producción de agua embotellada.

Anuncios
Anuncios

Michael O'Heaney, director ejecutivo de The Story of Stuff Project, acusa a Nestlé de no hacer nada por su parte para ayudar a frenar el problema de la sequía. Evidentemente las necesidades de producción de la multinacional exceden las necesidades de los ciudadanos. Podéis encontrar la acusación en latimes.com. Ahora, las organizaciones no gubernamentales ambientales piden que Nestlé Waters pare de sacar agua en esta área ya amenazada por la sequía. El Servicio Forestal de Estados Unidos hubiera permitido que se siguiera retirando agua a sin ni siquiera revisar las licencias.  

En San Bernardino la escasez de agua puede poner en peligro la vida de las aves, serpientes, peces y ranas. Nestlé Waters North America se justifica argumentando que el permiso está siendo revisado por el Servicio Forestal y que en este caso el permiso sigue siendo válido.

Anuncios

La multinacional asegura que sus operaciones se están llevando a cabo en San Bernardino y que son perfectamente legales. Podéis encontrar sus argumentos en su propia web nestle.com.

La situación de Nestlé Waters sería similar a los de otras empresas, debido a que el Servicio Forestal cuenta con una cartera de alrededor de 2.500 permisos caducados para gestionar, de los cuales 1.200 implican el uso del agua. En consecuencia a esta desorganización o mala gestión, las operaciones de la multinacional continúan, a pesar de las protestas y peticiones organizadas continuamente por aquellos que quieren proteger el medio ambiente y que luchan por el agua como un bien común. #Derechos Humanos #Medioambiente