"Flores robadas de los jardines de Quilmes", estaba destinada a morir en los eternos filtros, por los que paso Jorge Asis, para su posterior aprobación. Era una época difícil, muchos editores, cuando leían esa novela, era como una bomba: "queres que me metan en cana", se la llegaron a rebotar con el miedo de la época, y la censura. El que agarra el guante, es la editorial Losada- famosa entre por los poetas, entre ellos, Pablo Neruda. Losada, en otras oportunidades anteriores, se había quedado con ganas de publicarlo a Jorge Asís. 

El carismático Rodolfo Zalin- "Alter ego" de Asís- en un momento cumbre de su existencia como personaje literario.

Anuncios
Anuncios

La novela gira en torno a un "romance de barrio" que siempre esta a las puertas de concretarse definitivamente de Rodolfo y Samanta. Aunque el romance es "montaje", la excusa perfecta para mostrar por dentro una época "prohibida", "con las sirenas del Falcon verde",  Los constantes histeriqueos que giran en torno a este romance, con el devenir de los años volcán de pasión, que  siempre en otra etapa de sus vidas, se reencuentran con el escenario Argentino de fondo.  

El "Estilo Asís", que combinaba La crudeza y el cinismo narrativo, son arma una calibrada que que Asís, abre fuego, sobretodo cuando que se refiere al "romanticismo ideológico" de la época. La forma en que se refiere tan abierta y cruda, del sexo. Los tintes "Faulknerianos"  en pasajes que se va al pasado y viene. Tiene momentos de alto vuelo poeticó, sin perder esa prosa realista y urbana, con esos tintes de altaneria Porteña.

Anuncios

Por ejemplo, a la hora de putear, no se muerde la la lengua, y sin anestecia. Toda una generación se sintió identificada, Asis supo captar su malestar de la época.  

"Flores Robadas de los jardines de Quilmes", cierra la etapa literaria de Asis de los años 70, y es la apertura de la Tetralogia "Canguros"; que le siguieron "Carne Picada", "La Calle de los caballos muertos" y "Canguros". "El fenómeno Asís" estuvo al tope en los tres primeros, con el ultimo, las ventas se cayeron y el "fenómeno Asís" se vino en picada, después de la guerra de Malvinas.

Flores Robadas de los jardines de Quilmes,le gano una puntada de enemigos a Jorge Asís, que lo tildaron de "colaborador" de la dictadura, por la generación que vinieron del "exilio" (Soriano, Bayer en otros) Y gente vinculada a cerrados estratos de la literatura nacional, no se banco un "superexito" de un escritor que no era tan conocido, aunque tenia (La Manifestación, Don Abel Zalim, Los Reventados y La familia tipo), hace mas de 6 años que no publicaba.

Anuncios

Jorge Asís, en ese momento se destacaba como "Cronista estrella" del Clarín, con sus "Aguafuertes Porteñas"; del que años después haría una novela (El Diario de la #Argentina) que le costaría muchos años de ostracismo, donde en "Cuaderno del acostado" quedo estampado el calvario de los primeros años del "Alfonsinismo".  

Su calvario duro hasta el triunfo electoral del Carlos Menem en 1989, donde lo designaron Embajador  en la "ONU", en París. En los años del "Menemismo", sus libros, pasaron desapercibidos para la critica y el publico- Ni Clarín ni La Nación, lo nombraron en ese periodo, ni cuando "fugazmente", fue Secretario de Cultura. Recién en el 2012, Clarín lo indulto. Después de su etapa de funcionario, Jorge Asís,  se reciclo en el "periodismo artesanal", que días tras día cosecha miles de lectores nuevos, donde su cargada columna política, consigue información,  como pocas. Sus libros, nuevamente se "reeditan"