Continuidad o cambio, es lo que constantemente se escucha de los medios de comunicación y consultoras. Se nota una intención de estos últimos de buscar polarizar entre uno y otro casi como una cuestión deportiva. Scioli y Macri y nadie más parece ser la linea mediática común, sea el medio que sea, excluyendo o impidiendo la apertura a una opción alternativa, el primero y último en caer fue #Sergio Massa. Ahora bien como de programas de gobierno se sabe poco y nada, pese a que estos líderes tienen más exposición y apoyo mediático que cualquiera, estaría bueno indagar sobre a que se refiere o puede referir la continuidad Sciolista o el cambio Macrista.

Se puede dar lo que pretende el gobierno de que Zannini-presidiría el Senado- , más un Wado De Pedro- que conduciría Diputados- sean un límite fuerte para Scioli, y este al estar rodeado como dice Hebe, solo le quedaría el camino de la continuidad o profundización del modelo.

Anuncios
Anuncios

Muy díficil que se de, a pesar de ser una gran estrategía, aunque todo está subordinado al resultado final claro.

Pero antes de Zannini y todo eso de las listas, lo único que se decía de Scioli-antes de mostrarse K puro- era que tenía voto independiente, y que la gente veía de él una especie de continuidad con cambios. ¿Cuáles? Todavía no lo sé. Ahora sólo habla de continuidad, lo cual puede ser contraproducente. Se habla de que un 60 % quiere un cambio, ahora dentro de ese porcentaje hay quienes quieren distintos cambios, ovbio. Lo contraproducente es el discurso mismo que peca de soberbio e irresponsable. Hay necesidad de corregir muchos temas, desde económicos, institucionales, hasta el grave asunto de las estadísticas públicas que son una verdadera verguenza. Es decir, que sí hay continuidad, todo sigue como hasta ahora, pero será que los errores cometidos ¿no nos van a pasar ninguna factura?, ¿Se puede continuar sin corregir absolutamente nada? .Y si hubieran algunos cambios, ¿Por qué no decirlo?.

Anuncios

Todo es incierto a pesar de la cantidad de recursos puestos en campaña.

Por el lado de Macri, pasa algo parecido, sólo que él usa la palabra Cambio. Pero, ¿Cuál Cambio? No lo sabemos. ¿Ser a priori diferente a Scioli es el cambio?. Sí es así, es poco convincente. Sí vamos al terreno de la gestión en educación los dos empatan en 0. ¿Se imaginan a los docentes ante un eventual ballotage entre los dos? Van a tener que mudarse a Australia.

Un líder, que no ha respetado el protocolo de aborto no punible de la CSJN, que vetó miles de leyes, ¡incluso la promovidas por su partido¡, que redujo el presupuesto en educación de un 26 a un 20 %, que endeudó un 500% a la Ciudad más rica del país. Y para colmo su candidato en CABA te niega el aumento de la mortalidad infantil. Entonces,¿Cómo puede Macri representar un Cambio?, Como puede hacerlo si también es adepto a los negociados, sí no tiene problemas en arreglar con el empresario k del juego Cristobal López. Hasta del punto de vista moral falla como líder.

Anuncios

¿Alguna vez escucharon eso de que los 'extremos' se tocan? Sí vamos al terreno de la gestión en educación los dos empatan en 0. ¿Se imaginan a los docentes ante un eventual ballotage entre los dos? Van a tener que mudarse a Australia. Es evidente que tienen más cosas en común ,además de un mismo padre político.

En definitiva, ellos son los candidatos de cada uno de las aparatos más fuertes y de mayor concentración de poder del País, y estos mismos hacen inviable un tercera opción. No deben ser pocos quienes la esperamos, de lo contrario podríamos estar en un callejón sin salida, o no. El tiempo lo dirá. #Daniel Scioli #Mauricio Macri