Días pasados en los pasillos de la Facultad de Ciencias Sociales dependiente de la Universidad de Buenos Aires, se desarrolló una actividad muy poco usual y para nada ortodoxa.

Alumnos de pos grado de la sede, realizaron una "Muestra" enmarcada en el "Posporno" dentro del ámbito del Área de Comunicación, Géneros y Sexualidades dependiente de la UBA  seguido de un debate en el aula de televisión en la misma planta.

Me pregunto ¿Era realmente necesario semejante exposición? ¿A la Facultad no se va a estudiar?

Nunca me consideré pacata ni mucho menos alejada de aquellas experiencias que reflejen el derecho de las personas a concurrir a determinados espectáculos, muestras, exhibiciones y demás si así lo desean.

Anuncios
Anuncios

Pero algo muy distinto es que nos obliguen a ver cosas si no queremos o no estamos de acuerdo con hacerlo (que no deja de ser una forma de violencia).

Es tan deplorable el que nos prohíban de ante mano poder realizar actos o ver espectáculos diferentes por así decirlo, a que nos lo hagan ver sin tener en cuenta nuestros deseos. 

Dicho de otra manera: No nos pueden obligar a ver algo que no queremos y menos aún utilizar un ámbito público y educativo como lo es un pasillo de la sede dependiente de la Universidad de Buenos Aires.

Muchas de ustedes estarán de acuerdo conmigo en qué lejos quedaron aquellos tiempos en donde ir a la "Facu" era una opción y por ende luego de una extensa y agobiante jornada laboral nos tomábamos el colectivo y nos íbamos a estudiar lo que habíamos elegido para ese cuatrimestre.

Anuncios

Reconozco que en algunas sedes de ese entonces también había un poco de lío pero de algo estoy segura: nunca me hubiera encontrado caminando por los pasillos a una persona utilizando a modo de consolador un micrófono o a otros tres en hilera haciendo como si se apoyasen los genitales unos a otros. No hay duda de que el mundo está cambiando.

No lo digo porque estoy llegando a los 60, sino porque todo esto lo único que me provoca en un profundo dolor, ya que pienso en el futuro de nuestros hijos y que decir de nuestros nietos.

Espero que las autoridades tomen conciencia y no permitan nunca más este tipo de muestras o exhibiciones en ese ámbito; repito que no estoy ni a favor ni en contra, simplemente no creo que haya sido el lugar adecuado. ¿No les parece?  #Educación #Padres hoy #Estudios