El primer encuentro entre Luisana Lopilato y Michael Bublé no tuvo ni un poco de intimidad. En una entrevista con Martín Seefeld, la actriz contó que cuando su actual esposo la vio, le pidió si podían ir a tomar algo. En aquel momento estuvieron presentes los músicos, el abuelo y el tío abuelo y, al sentarse separados, no hablaron tanto como hubiesen deseado. Pero al concluir la cena, el cantante le pidió a su traductor que le dijera a la actriz que, en un futuro, iba a casarse con ella debido a que sintió algo muy especial cuando la vio, algo que no sintió con ninguna de las tantas mujeres que tuvo antes.

Luisana Lopilato no se mostró para nada sorprendida con estas palabras y, lejos de achicarse, le respondió al traductor que todos le dicen lo mismo, que todos los hombres que estuvieron con ella le manifestaron sus ganas de casarse con ella.

Anuncios
Anuncios

Michael Bublé pensó que era una broma para romper el hielo pero ella le hablaba en serio.

La actriz contó que luego de ese encuentro, nunca más vio al músico y un día recibió un email de él. Anteriormente, ella lo había empezado a seguir en su página de Facebook, cuando comenzó a estudiar saxo. En el email, Michael Bublé le puso que estaba aterrizando en Argentina y que fue especialmente allí por tres días para conocerla a ella y a su familia. Sorpresivamente, la primera noche, Luisana Lopilato fue a buscar al cantante al hotel y lo llevó a cenar a la casa de su mamá con toda su familia. Frente a esta confesión, Martín Seefeld quedó atónito.

Por fortuna, esta primera cita fue muy exitosa, él fue vestido impecable, con traje y moño, en cambio ella ¡estaba en jeans! Los padres de la actriz se vistieron muy elegantes y armaron historias ¡le inventaron que tenían mayordomo! Al concluir la cena, Michael Bublé se levantó y se puso a lavar los platos.

Anuncios

Desde esa primera cita, Luisana Lopilato sintió que ese hombre que estaba en su casa era el compañero que quería para su vida. Desde ese día nunca se separaron y, a día de hoy, formaron una hermosa familia. ¡Ternura total!