En la “inscripción provisoria” como en el “rechazo” se puede entablar la vía recursiva. Así, las “observaciones” que realice el registro  tienen dos vías sucesivas y no son excluyentes, por un lado, el recurso de reconsideración ante el Director del Registro; y por otro, el recurso de apelación ante la Cámara Civil y Comercial de La Plata.

Es importante saber que previo a esta instancia hubo una calificación registral que pudo generar una “inscripción definitiva” ocasionada por la falta de vicios y la inexistencia de observaciones. También puede derivar en una “inscripción provisoria” en donde el registrador observa un defecto subsanable, devuelve el documento y da un plazo de 180 días para que lo vuelva a inscribir subsanado.

Anuncios
Anuncios

Pero hay otras opciones como el “rechazo de la inscripción” para el caso que el documento viciado de nulidad absoluta y manifiesta.

Aquí se devolverá el documento dejando constancia de su presentación en el registro en el folio real y en el mismo documento. Esta anotación tiene los mismos efectos que una inscripción provisional, se le mantiene por 180 días la reserva de prioridad para poder impugnar la resolución por vía recursiva para entablarla y durante el proceso recursivo se mantiene la reserva de prioridad.

La última opción es la “inscripción condicionada” cuando existen otras inscripciones provisionales o esté corriendo una certificación, o los 45 días para la inscripción. Siempre que exista una reserva de prioridad.

Frente al “rechazo” o “inscripción provisoria” se debe generar la “observación”, volviendo a solicitar la inscripción del documento, pero ésta vez dirigida al mismo director del Registro de la Propiedad.

De tal modo, se forma un expediente y el Director resolverá pudiendo escoger si mantiene la observación, en donde dicha resolución es la que servirá como “observación” para entablar la “reconsideración”. Pero en donde el Director también puede inscribirlo porque considera que el Registrador se equivocó.

Ambas situaciones dan como resultado una “resolución administrativa”, y contra ello procede la “reconsideración”. El plazo para solicitarlo al Director es el de 180 días, tiempo que se otorga para subsanar.

En la “reconsideración” se dan 20 días desde la resolución. Resuelto el recurso de reconsideración por el Director del registro se agota la vía administrativa, en donde puede otorgarse el plazo de subsanación. Este tiempo va desde la notificación de la resolución del registro y es por días hábiles administrativos.

Finalmente, por la vía de la “apelación”, es notable que si la persona insiste dentro de los 10 días del rechazo, puede obtener este recurso ante la Cámara Civil y Comercial de La Plata.

El recurso se presenta ante el registro y éste sin realizar el control de admisibilidad lo lleva ante la Cámara, manteniendo así la reserva de prioridad. #Trabajo #Legalización