River Plate le ganó concontundencia a Cruzeiro en Belo Horizonte por 3 a 0 y, a pesar de haber perdidoel juego de ida por 1 a 0, clasificó a las semifinales de laCopa Libertadores con un global de 3-1. Carlos Sanchez, JonathanMaidana y Teofilo Gutierrez marcaron los tantos para el millonario en elMineirao.

Las dos apuestas de MarcelaGallardo le salieron bien. El ingreso de Ariel Rojas en el mediocampo por Gonzalo Martinez, le dio mayor recuperación al equipo,pero también creación en jugadas de ataque.

Y con elregreso de Gabriel Mercado en lugar de Emanuel Mammana, consiguió que el sectorderecho - junto con Carlos Sanchez - fuera salida y proyección permanente hacíael campo rival.  

Leonardo Ponzio fue otro de lospilares fundamentales en la victoria, formando un doble cinco con MatiasKranevitter, pero siendo el jugador más suelto de los dos. Corrió, recuperó,distribuyó y hasta pisó el área de Cruzeiro, con un remate al arco que se fue porpoco.

Cruzeiro era el fantasma de Riveren las competiciones internacionales. Hubo cinco cruces previos, entre elloslas finales de la Copa Libertadores de 1976 y 1991, y todos terminaron siendofestejos para equipo de Brasil. En el estadio Monumental, River Plate habíaperdido 1 a 0, a pocos minutos del final en el partido de ida por los cuartosde final de la Copa Libertadores de América y por ese resultado necesitabaganar, al menos por la mínima diferencia, para tener la chance de ir a ladefinición por penales o clasificar directamente por el gol de visitante.

Y nosolo lo consiguió, sino que se floreó.

La idea de Marcelo Gallardo erasimple, el entrenador de River se propuso hacer todo lo contrario de lo que sehabía mostrado en el Monumental la semana pasada. Estar concentrados desde elminuto cero. Presionar arriba “en zona 1” - cerca de la meta contraria -, nodejarle espacios a sus rivales y sobre todo, aprovechar las ocasiones de golque generara. Y el plan salió a la perfección.

A los 20 minutos del primertiempo, Rodrigo Mora contuvo una pelota, la abrió hacia la izquierda para Teo yéste, tomándose un segundo más para pensar que hacer, habilitó a Sánchez paraque en dos toques, control y definición, pusiera el 1-0.

Restando segundo para finalizarla primera mitad, River aprovechó una pelota parada. Ariel Rojas ejecutó uncentro perfecto desde la izquierda y a la cabeza de Jonathan Maidana que con unfrentazo potente, marcó el 2 a 0.

De esta manera, el millonario se fue aldescanso con mayor tranquilidad.

En el complemento, Cruzeiroadelantó sus líneas en busca de revertir la situación y nuevamente River sebenefició con la decisión de su rival. Teo Gutiérrez, otro de los quereapareció con un nivel alto, hizo una gran jugada individual tras un cabezazode Mora que casi sin querer lo habilitó, el colombiano se sacó la marca de Brunode encima y definió con cara interna del pie derecho al segundo palo delarquero, mostrando un destello de toda su categoría.

A partir del tercer gol, losminutos restantes del partido sobraron. Y los locales terminaron condiez por expulsión de Gabriel al cortar una oportunidad manifiesta de gol aGonzalo Martínez.

Clasificó siendo el peor equipode la Copa Libertadores. Pasó la llave de octavos sufriendo por los incidentesante Boca Juniors en la Bombonera. Y cuando parecía con un pie afuera delcertamen tras perder en su casa con Cruzeiro, dio una gran muestra de carácter yjuego, que hace pensar que a este River, se le aproxima un Belo Horizonte.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más