Cabezas rapadas, melenas decolores inusuales, camperas de cuero y muchos cuerpos llenos de arte. El TeatroVorterix se copó de fieles practicantes del estilo de vida punk, de amantes desu Música y de más de un curioso que quería saber de qué se trataba laconvocatoria.

El telón se abrió y LosMentirosos se encargaron de hacer entrar en calor al público. La impronta punkde esta banda formada en el 2009 en el barrio de Boulogne inundó al instantetodo el ambiente.

Botella de cerveza en mano y recorriendo el escenario depunta a punta, Juan de Madrugada, su vocalistaprincipal, supo hacer de su actuación un verdadero show. Por supuesto, el pogono se hizo esperar. “Va cayendo gente albaile”, dijo en un momento la voz de Los Mentirosos. En efecto, el lugar iba colmándosede a poco, amontonando en el centro a los inquietos que cada tanto levantaban aalguien por los aires y a los costados y al fondo a quienes preferían disfrutarde la música tomando una cerveza con amigos o saltando en el lugar.

El telón se cerró dejando atrás alos responsables de romper el hielo y solo volvió a abrirse para dar lugar aquien fue, dentro de Los Violadores, uno de los fundadores del punk en laArgentina. Stuka & The Fusers mostraron toda la vitalidad y calidad de unabanda que se inició este año, después de que Gustavo Fossá (Stuka) volviera deuna larga estadía en los Estados Unidos. Temas propios y otros de la míticabanda que conformó junto a Enrique Chalar (Pil Trafa) hicieron temblarparlantes, pisos y cuerpos.

Antes de perderse tras los telones, cumplió eldeseo implícito de cada concurrente delfestival: invitó a Pil al escenario y ambos deleitaron a jóvenes y adultoseufóricos con el exquisito “Uno, dos, Ultraviolento”, que hace vibrar los espírituspunks desde hace ya tres décadas.

Lo que siguió en esta memorablenoche fueron las palabras de Juan Carlos Kreimer, pionero del periodismo derock en nuestro país y autor del libro “Punk, la muerte joven”.

El periodista y escritor instó a los presentesa seguir resistiendo ante las injusticias del sistema y aseguró que el punk noestá muerto.

El telón volvió a abrirse porcuarta vez con Pil y Los Violadores de la Ley, quienes siguieron la fiesta punkcon temas como "Casa Roja", "Fashion Revolución",  "Mercado Indio", "Represión" y  "Bajo un sol feliz", entre otros tantos. Los 56años del pionero del punk argentino parecen no haber afectado en absoluto laintensidad y convicción con la que interpreta cada uno de sus temas y, sin duda,esto era transmitido al público, que acompañó hasta el final.

El cierre de la primera edicióndel Vorterix Punk quedó en manos de Jauría, banda que desde el 2010 llevanadelante Ciro Pertusi (ex Attaque 77), los hermanos Mauro y SebastianAmbesi, y Ray Fajardo (ex baterista de El Otro Yo). Con temas de sus dosúnicos álbumes hasta el momento, Jauría (2010) y Libre o Muerto (2013), y conel clásico "Espadas y Serpientes" de la antigua banda de Ciro (como paracomplacer a los melancólicos que lo extrañamos en Attaque), dieron un final intensoa este encuentro punk que seguramente se repetirá en los años que vienen.

Ciroinvitó a Stuka y Pil al escenario y juntos culminaron, con el tema “Represión”,el encuentro épico de quienes supieron iniciar en el país un movimientotransgresor, provocador y, fundamentalmente, liberador.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más