Por un lado, Mauricio Macri con Sergio Massa y Margarita Stolbizer salieron a exigir que se imponga el voto electrónico, como un manotazo de ahogado para no seguir perdiendo elecciones. Una estrategia cínica, porque argumentando fraudes, nadie desconoce que es imposible un cambio de sistema por una cuestión de tiempo y, más aún, sin tener mayoría en el Congreso para lograr su fin.

Faltan menos de dos meses para las elecciones definitivas de octubre y lo fundamental: jurídicamente -iniciado el proceso electoral- está determinado que no puede cambiarse.

Macri entretiene con denuncias y por lo bajo ya decidió bajar salarios

Por otro lado, detrás de una denuncia todavía no comprobada de fraude en Tucumán, Macri distrae a la sociedad, mientras ya decidió que de ser presidente elevaría el dólar a $50; confesándolo a medias, ya que bien sabe que los trabajadores pensarán mucho antes de votarlo: su salario bajará cinco veces e imperarán los despidos. Su variable de un fuerte ajuste son los trabajadores, como se lo piden el grupo Clarín, el círculo rojo y Washington.

Obscenidad

El macrismo no es democrático, viene a imponer el neoliberalismo.

El voto electrónico en Salta, también lo llevó a denunciar fraude. Su obscenidad se ha comprobado: incitó con el radicalismo local y el candidato a gobernador José Cano a las manifestaciones violentas en la capital tucumana, e incluyó amenazas de muerte.

Una patota radical mandó a un chico a un hospital y un asesor de Cano convocó a “romper todo”. El secretario de la Junta Electoral Provincial (JEP), Darío Almaraz, denunció penalmente que amenazaron dos veces de muerte a él, a su esposa y familia.

Para despejar dudas: ¿de qué le serviría al PJ sembrar tales desmadres, que únicamente lo perjudicarían sin necesidad, dado que los éxitos eleccionarios obtenidos hasta ahora en el país junto con las encuestas lo dan como triunfador en las elecciones generales de octubre?

Violencia y denuncias mediáticas aumentan sin elevarse a la Justicia

Almaraz espera acabar el escrutinio el 15 de septiembre o en unos días más, pero admitió que la violencia imperante impide que el Correo transporte con premura y tranquilidad los votos hasta el centro de transmisión de datos.

Las denuncias mediáticas de fraude se intensifican sin que ninguna – ni siquiera el pedido de nulidad de los comicios- se hayan elevado a los estrados judiciales.

Sospechan del presidente de la JEP; quisieron a la fuerza poner votos de Cano

Hay sospechas de que el presidente de la JEP, Antonio Gandur, actuaría a favor del macrismo y de los radicales. En tanto, Gendarmería detuvo a dos personas que a la fuerza pretendían ingresar votos a favor de Cano.

Para completar: se acaba de efectuar una denuncia penal en su contra, su candidato a vice, el peronista Domingo Amaya, y dirigentes locales de la Asociación Bancaria, por instigar a los desmanes.

Lorenzetti y sus objeciones no garantizan legitimidad

El Secretario de la Cámara Electoral Dr. Hernán Gonçalves Figueiredo, en radio Vorterix, declaró que las objeciones emitidas por el titular de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti en relación al sistema actual de votación (sin ignorar que se suma a los que quieren acabar con el PJ), no son imprescindibles ni indispensables estructuralmente, una modificación del proceso electoral no garantiza legitimidad, puntualizó.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más