Tras la tardía  renuncia de Fernando Niembro  a su candidatura como Diputado Nacional,  Mauricio Macri debió arrastrar  con la gravedad del desvío de fondos millonarios contra el Estado porteño. El jefe de Cambiemos dejó perder terreno y esta situación  amenaza con empañar su carrera hacía la presidencia, que siempre ha encarado queriendo instalarse como único  y real defensor de la transparencia.

Penden sobre Macri demasiadas denuncias -ahora también por lavado de dinero junto con Nicolás Caputo-, mientras que recién ayer el titular de Cambiemos declaró que irá al juez con los papeles de los contratos con el periodista, que  involucran además a los funcionarios responsables de firmarlos con su aprobación.

  

Cerca de 8 millones de dólares lavados. El Centro de Estudios para la Transparencia (CEPTRA) denunció a Macri por este alta suma, vinculando en el acto delictivo al empresario Nicolás Caputo y la esposa de este último, Agustina Lhez.

En 2013, los tres operaron con una ex sociedad de  bolsa DEAL que ya no actuaba como tal y había sido dejada de reconocer legalmente;  sin embargo, ésta siguió desenvolviéndose fuera del  marco jurídico y luego de haber sido procesada en favor del círculo macrista.

En la cuenta corriente de DEAL Macri depositó  400 mil dólares y adquirió títulos que vendió -sin respetar el cambio oficial de $5.05 por dólar- y haciéndolo por  $7,95 por cada dólar, ganando  $3.180.000. Con el cambio oficial hubiera cobrado  $2.019.022.

Caputo, a.k.a Nicky, y Agustina Lhez,  depositaron en conjunto 1 millón 600 mil dólares en su cuenta corriente en DEAL; con esta cifra pasaron a comprar títulos y los convirtieron en pesos.

A través de Euroclear obtuvieron  bonos AS13 desde el exterior, vendiéndolos en alrededor de $15.300.000. Al eludir el MULC añadieron una ganancia de  $6.521.993.

En la oficina de Prevención del Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo. DEAL presentó legajos incompletos, sin documentación y perfil  de Macri y sus amigos, soslayando  la resolución N° 229/11 de la UIF.

Los organismos de control creen que Deal hizo las  operaciones de este círculo  macrista como si fuera una cartera propia para ocultarlo,  lo cual escapa a la permisión de la ley en vigencia en la materia, y más aun estando  procesada por lavado de activos en el mismo momento que concretó estos movimientos ilegales para ganancia exclusiva del círculo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más