El equipo brasilero se quedó con la victoria en el partido de ida de la semifinal de Copa Libertadores. D’alessandro y Valdivia pusieron a los brasileros en ventaja en un arranque fulgurante. Ayala consiguió descontar y dejar la llave abierta.

Diez minutos le bastaron a Inter para conseguir dos anotaciones. Primero D’alessandro, tras un error en salida de Arévalo Ríos, sacó un remate al borde del área imposible para Guzmán y adelantó a Inter en el marcador. Seis minutos después Valdivia remataba al arco, la pelota se desvía en Ayala y la pelota se englobaba por encima de Guzmán. Parecía que iba a ser goleada en el Beira Rio pero diez minutos después Ayala consiguió el gol del descuento para Tigres, según indica Telam en su sitio oficial.

Anuncios
Anuncios

Hasta ahí duró la euforia de la torcida de Inter; Tigres logró controlar el partido. No le permitió armar circuitos de juego al conjunto brasileño; D’alessandro no pudo asociarse más con López, Valdivia o Aránguiz y así el equipo dirigido por Aguirre no tuvo idea de cómo ampliar la ventaja.

Fue Tigres entonces el que tomó el control de la pelota, tuvo la oportunidad de empatar en los pies de Sobis y de Gignac pero Sobis estuvo atento en ambas oportunidades.

En el inicio del segundo tiempo Tigres seguía dominando e inquietando a la endeble defensa del equipo brasileño. Inter nuevamente lucía sin ideas y veía como el equipo mexicano a pesar de ir perdiendo manejaba el partido a su antojo.

Doce minutos pasaron de la segunda etapa y parecía que llegaban buenas noticias para el ‘colorado’; Ayala veía por segunda ocasión la amarilla y se iba expulsado. Parecía caer la noche para los mexicanos pero no fue así.

Inter halló en Aránguiz al hombre encargado de armar el juego desde atrás, sin embargo nunca pudo sacar provecho al hombre de más que tenía en la cancha. Aránguiz tuvo la oportunidad de ampliar la ventaja, tras un centro de Valdivia cabeceó pero Guzmán reaccionó rápidamente y ahogo el grito de gol de los brasileños. Un minuto después el que tuvo la chance fue Lisandro López pero nuevamente Guzmán se convertía en figura.

Aguirre mandó a la cancha a Moura y a Sasha para dar variantes en ataque pero sus dirigidos nunca más consiguieron asociarse para llevar peligro al arco de Tigres. Al final fue victoria para los brasileños pero con un resultado que deja una incógnita inmensa para el partido de la próxima semana. #Fútbol #Copa Libertadores