Para muchos la final soñada y para otros la peor pesadilla: Chile y Argentina se enfrentarán este sábado en la esperada final de la Copa América. Queriamos saber que piensan en el país trasandino por lo que entrevistamos a algunas personas para que nos den su pálpito de la final.

Edgardo, Felipe y Tomás viven en Santiago de #Chile. Tienen menos de 30 años y son profesionales. Amantes del fútbol, claramente hinchan por “La Roja". Si bien tienen muchas cosas en común, sus opiniones son de lo más variadas.

Para Edgard la final tiene una sensación entre dulce y agraz, es decir, que aún no está madura, ya que es bien sabido que Chile no tiene ningún título y cada año que pasa el peso de la historia genera muchas ansias. Por otro lado está la ilusión de una victoria que como pueblo futbolístico quieren gozar por primera vez, cuenta Edgardo y agrega: ´´Nuestro karma es ganar la final sea quien sea, la final es una obsesión por si sola porque no jugamos contra #Argentina solamente, hoy jugamos contra nosotros mismos y nuestra historia´´.

Por su parte Felipe espera un partido a la altura de una final: un fútbol fluido, de toques, de llegadas al arco, de buenas jugadas, sin llorar y con mucha emoción. Cree que son los dos mejores equipos de la copa, por lo que jugar la final es más que merecido. Además agrega: "Lo que falta es que Chile se vista de grande, derrote a un grande y se eleve con su primer triunfo importante". Finalmente confiesa: “La verdad cuando vi las llaves de cuartos de final pensé inmediatamente que la final sería entre Chile y Argentina. Si bien es el rival más complejo de todos me gusta que sea de esta forma, para así poder ganarle a un grande del futbol y dejar atrás la historia que nos persigue. Queremos ser campeones y para eso hay que ganarle a todos”.

Tomás no se aleja mucho de las sensaciones de Edgardo y Felipe. “Faltaban sólo los 3 minutos del alargue y se terminaba el partido y yo pensaba: ¿Nos pasara lo mismo de otras veces? ¿Nos empataran en el último minuto? Varios rollos pasaban por mi cabeza. Mi selección dominó la situación sin nerviosismo por lo que ratificaba su paso a la final. Sentí seguridad y confianza en que no sería lo mismo que Brasil 2014, cuando la mala suerte se estrelló en ese travesaño”. Para el algo está claro: “Ahora vamos por la victoria. Veo al grupo saludar a la gente y saltar en círculos celebrando y más me convence esta selección”. Para él es la final soñaba. Si bien quería que sea contra Brasil, y así poder tener la chance de sacarse esa espinita dolorosa del 28/6/2014, cree que el partido será interesante. Un encuentro muy intenso, con una lucha a muerte en el medio campo por la tenencia del balón.

Anuncios
Anuncios

Las bandas serán fundamentales para inclinar el ataqué. También serán clave las ocasiones de gol. Finalmente agrega: “Sólo así pelearemos contra la historia negra del fútbol chileno y la gran Argentina subcampeona. Ellos tienen una herida y la #Copa América, si ganan sería su consuelo, porque de perder ante Chile, quedarían como segundones”.

Esta es la visión de los chilenos, sólo hay que esperar que el partido se desarrolle para que la historia se escriba.