Donald Trump, el multimillonario estadounidense y ahora candidato a presidente de su país por el derechista partido republicano, no ha dejado de atacar desde hace meses a los mexicanos realizando en público, o por medio de las redes sociales, toda clase de comentarios racistas y discriminadores respecto a los habitantes, funcionarios y políticos del país al otro lado del río Grande.

Su último dislate fue proclamar, en un discurso durante una cena del partido republicano en la ciudad de Baltimore, que se necesitaba "un muro" entre Estados Unidos y México. Pese a decir que "quería a #México" y que tenía excelentes relaciones con los mexicanos, Trump insistió en que los Estados Unidos necesitaban "una frontera" -"necesitamos un muro", especificó-, que separase a unos y a otros.

Anuncios
Anuncios

En la ocasión también la emprendió contra su competidor, Jeb Bush, de quien dijo que no podía mostrar el más mínimo nivel de eficacia y competencia y que le resultaba increíble que el hermano del expresidente estadounidense George W. liderara las encuestas. De hecho, el gobierno estadounidense viene ya construyendo en la frontera una "muralla de seguridad" desde 1994 para evitar el ingreso de inmigrantes ilegales desde México.

Delincuentes

La referencia al muro vino a alimentar la indignación de los mexicanos cuando pocos días antes, el 16 de junio, los había acusado de "delincuentes", "violadores" y de llevar "drogas y sus problemas" a los Estados Unidos, en clara referencia a los inmigrantes -legales o ilegales- que con frecuencia cruzan la frontera entre ambos países.

Estos comentarios denigrantes hacia sus vecinos los realizó al comenzar su campaña para las elecciones presidenciales de 2016, añadiendo que México enviaba a sus "peores ciudadanos".

Anuncios

En esa oportunidad también prometió que construiría un "gran, gran muro" a lo largo de la frontera entre ambos países y, por si fuera poco, que haría pagar al pueblo mexicano por la estructura.

No pasaron muchas horas para que Trump recibiera todo tipo de críticas -desde todos los ámbitos y países- por sus dichos discriminatorios.

Memes

De todos modos algunos mexicanos optaron por tomárselo a risa y burlarse del magnate inundando las redes sociales con toda clase de memes de Trump. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también salió en defensa de los mexicanos y tildó al multimillonario de bandido y ladrón.

Ya a principios de año había hecho apreciaciones descalificatorias hacia el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu -quien recibió un Oscar por su película Birdman-, ofendido porque el film le había ganado a American Sniper, dirigida por Clint Eastwood. Ante la derrota hollywoodense Trump proclamó, exasperado, que México estaba estafando a Estados Unidos.

Adiós a Miss Universo

Ahora, a causa de sus dichos, la más grande cadena hispana de televisión en Estados Unidos, Univisión, anunció ayer jueves que no transmitirá el concurso de Miss USA así como ningún otro evento que tenga que ver con la Organización Miss Universo, de Trump, y que rompía relaciones comerciales con las empresas del magnate.

Anuncios

#Racismo #EEUU