Los personajes en el mundo de los cómics son utilizados en muchas ocasiones a conveniencia de sus poseedores comerciales. Dependiendo de cómo se encuentre el furor por uno u otro, es que su vida puede continuar o, sin temor alguno, terminar.

Este es el caso del afamado Terry McGuinnis, más conocido como "Batman del Futuro", quien desafortunadamente (para los lectores y amantes del universo del 'caballero nocturno'), pierde la vida en el próximo megaevento de la editorial DC #Comics, llamado Convergence (Convergencia). Allí, supuestamente cambiará una vez más todo el Universo DC, tal y como lo hicieran sagas como 'crisis en las tierras infinitas' y 'crisis infinitas'.

Anuncios
Anuncios

La muerte de Terry, pupilo del veterano Bruce Wayne, se dará en la saga previa a Convergence y que actualmente se publica en 'Futures End' (Hacia el final). McGuinnis viajará en el tiempo para evitar un futuro apocalíptico; esta hazaña planea realizarla eliminando del mapa a la amenaza conocida como 'Brother Eye' (Hermano ojo).

Lamentablemente, los hechos no suceden conforme lo planeado y Terry fallece a manos de un dispositivo Cyborg enviado del futuro en una cruenta batalla, siendo testigos presenciales de este evento sus amigos.

Pero analicémoslo, si muere Terry, ¿quién ocupará su lugar como Batman en dicha dimensión? Pues bien, los creadores de esta historia han determinado que su sucesor sea Tim Drake.

Ahora Drake será el encargado de concluir el trabajo que fue asignado a McGuinnis.

Anuncios

Entre las virtudes que posee este personaje destaca haber sido una de las pocas personas que descubrieron la identidad de Batman-Bruce Wayne, además de haber sido por mucho tiempo Robin y Red Robin.

Los movimientos en el tablero del universo DC Comics aún están frescos y se rumorea que no será esta la única muerte que sacuda dicho universo, ya que la reestructuración, según los argumentos literarios que se plantean serán impresionantes. Sólo esperamos que con estas decisiones los adeptos de la editorial no disminuyan en lugar de aumentar, ya que sería una verdadera lástima.