Los músicos tienen a veces tácticas para llamar la atención, incluso aunque puedan quedar ante la opinión pública como unos engreídos o se vean envueltos en polémicas con sus compañeros de profesión.

Billy Corgan aprovechó una entrevista para el lanzamiento de la nueva obra de los resucitados Smashing Pumpkins, Monuments to an elegy. En ella habló de la muerte de Kurt Cobain y aludió al fallecido líder de Nirvana hace 20 años, como el mejor compositor del rock en los 90 junto con él mismo. No contento con eso, dijo que el resto de líderes de las míticas bandas de la época estaban muy lejos de ellos dos.

Hablando de la desaparición de Kurt se mencionó el síndrome del "Superviviente" que tuvieron, entre otros, Eddie Vedder, líder de Pearl Jam.

Anuncios
Anuncios

Corgan dijo que es muy propio de Vedder el querer ser protagonista aunque no le toque serlo. El cantante cree que tanto Kurt como él eran bastante competitivos y eso les llevó a tener una relación complicada. Incluso ambos tuvieron en común haber mantenido relaciones con Courtney Love, la viuda de Cobain.

Las declaraciones continuaron su tono provocativo, él mantiene que si en la niñez hubiese sido un niño más querido y con más atenciones, podría haber encontrado su lugar en la #Música clásica, teniendo una vida tranquila, sin tener que afrontar tantas preocupaciones como en una banda de rock.

El cantante del grupo de Chicago continuó hablando sobre su banda y cree que debieron dejarlo en 1996 cuando las drogas empezaron a tener efectos nocivos en el grupo. Recordemos que tanto el batería Chamberlain como el teclista sufrieron sendas sobredosis por consumo de drogas, que acabaron con la vida de este último.

Anuncios

Resulta curiosa la actitud del líder de los Smashing Pumpkins, al querer llamar la atención cada vez que concede entrevistas, y hay que recordar que hace un tiempo se metió con Radiohead y los tachó de pretenciosos. Estas reacciones propias de líder de grupo de 17 años no debería expresarlas un hombre que lleva años sin hacer un trabajo de verdadera envergadura y que tuvo que rearmar los Pumpkins al tener unas ventas bastante bajas en sus proyectos por separado.