Este sábado 4 de julio de 2015 se jugo la final de la Copa Américaen el país Chileno vecino, siendo este quien jugaba de local. Elresultado obtenido no fue el que esperaban todos los hinchasargentinos que se encontraban viendo el partido y sin duda algunatodos se quedaron con un sabor amargo.

Es cierto que el resultado del partido dejo un sentimiento de derrotaen todos, pero hay que ponerse la mano en el corazón y reconocer quelos jugadores de la selección dieron todo su esfuerzo en la cancha.

Desde el comienzo del partido todos los jugadores argentinos estabanentusiasmados y buscaron cada oportunidad que se dio para lograr ungol. Durante el juego varios de ellos fueron golpeados fuertementepor los chilenos mientras hacían sus jugadas para intentar traer lavictoria a su gente.

Todos a través de la pantalla vivimos cada segundo con ellos,emocionándonos con cada oportunidad de gol y sufriendo de nervioscada vez que parecía que los chilenos estaban por realizar un gol. La selección Argentina es grande, todos los que entraron en lacancha durante el partido se jugaron completamente por nuestracamiseta, la celeste y blanca.

La selección jugo muy bien, se dieron varias situaciones de gol eigual que varias situaciones de penal a favor de nuestra selecciónpero lamentablemente la vista de los árbitros se encontraba en otrositio. A nadie le gusta quedar en segundo lugar, cierto es que en el juegose debe aprender a ganar y a perder, pero es mucho más fácil y agradable pasar porlas situaciones de triunfo que por las de derrota.

Como ciudadana Argentina e hincha de nuestra Selección Nacional, quieroagradecer a todos nuestros jugadores por transpirar la camiseta yseguir jugando encontrándose en situaciones físicas en las quenormalmente cualquier persona abandonaría su lugar para ser atendidoen un consultorio medico.

¡Gracias selección!Simplemente gracias chicos por haber llegado tan lejos ycolmarnos el corazón con tantas Alegrías durante la Copa América 2015.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más